Pedro Virgilio Rocha

Rocha con la amarilla y negra

Jugador excepcional de gran categoría y “cerebral entreala poseedor de gran potencia en ambas piernas” (libro 120) nació el 3 de diciembre de 1942 en Salto. Apodado “El Verdugo”, Rocha se desempeñó como futbolista durante 21 años, dividiéndose la mayor parte de su carrera entre Peñarol y San Pablo. Ingresó a los planteles carboneros en la gloriosa década del 60 donde Peñarol se cansó de levantar trofeos a nivel local e internacional.

Rocha se consagró campeón uruguayo en el 60, 61 y 62 cerrando el exitoso ciclo del primer quinquenio de oro en la historia del club. Repitió posteriormente en 1964, 1965, 1967 y 1968. También obtuvo la Copa Libertadores de América en 19601961 y 1966 y la Copa Intercontinental en los años 1961 y 1966, marcando goles decisivos que permitieron que Peñarol se quedara con los títulos.

En 1969 se coronó Campeón de la Supercopa de Campeones Intercontinentales, siendo el goleador del torneo con seis goles en seis juegos disputados.

Rocha y Pelé en el fútbol brasilero

En la Libertadores de 1966 anotó goles claves, como dos anotaciones en uno de los clásicos por la primera fase, tres anotaciones en uno de los clásicos por la segunda fase y goles en las finales ante River Plate. En la final del mundo ante el Real Madrid, marcó el primer gol de penal en tierras españolas.

También tiene un capítulo destacado con la selección uruguaya, defendiéndola en cuatro Copas del Mundo (1962, 1966, 1970 y 1974) y un título en la Copa América de 1967 con un gol en la final ante Argentina.