Sos de la historia, el Decano

En las últimas horas, a raíz de un proyecto para pintar las tribunas del estadio Campeón del Siglo difundido en redes sociales, se abrió el intercambio entre hinchas de Peñarol respecto a las referencias o términos que deberían plasmarse en el cemento del reducto mirasol.

Particularmente, hay quienes sostienen que la referencia a los orígenes de la institución debe contemplar la fecha de fundación en el año 1891, y hay quienes proponen que se incluya la palabra Decano. Particularmente en este último término es que queremos profundizar.

Y te llaman los decanos, los gloriosos mirasoles…

De un tiempo a esta parte, hemos sido testigos de un recurrente modus operandi por parte de Nacional, intentando usurpar de cualquier forma que sea posible todo lo vinculado a la identidad peñarolense.

Decano es un apodo, y como todo mote en el ámbito deportivo, debe tener un sustento real. Esta distinción entre los clubes del fútbol uruguayo es patrimonio del Club Atlético Peñarol, y si se toma al Albion existente hoy en día como el mismo del año 1891, podría ser de aquel. Tal vez -o sin tal vez-, sea este el motivo por el cual el Club Nacional de Football mantiene con vida a dicha institución. Y esto no lo decimos nosotros, sino el mismísimo Leonardo Blanco, presidente y accionista de la SAD que gerencia al Albion, e hijo de Cacho Blanco, indiscutible ídolo de Nacional. Esta vez no pueden hablar de un sistema que conspira contra sus intereses.

Sin embargo, hace ya algunos años hemos visto cómo sin un mínimo de vergüenza ni respeto por la historia, el tradicional rival ha intentado apropiarse de una distinción que no le pertenece. Por eso, y porque la situación lo amerita, vale la pena hacer un repaso del uso del término en el fútbol uruguayo. Apodo que por mérito y tradición, le corresponde a Peñarol.

Prensa escrita

Sin dudas, el material existente en mayor abundancia, debido a su tiraje semanal o incluso diario.

Década del ’10

Aún estaba fresco el recuerdo del ciclo gremial del club. Y con los protagonistas vivos se hacía imposible que alguien se animara a cuestionar los orígenes del cuadro del pueblo.

Por eso Mundo Uruguayo en su edición del 2 de abril de 1919 señalaba, sin encontrar oposición, que Nacional es el segundo club más antiguo, después de Peñarol.

Década del ’20

Consumada y consolidada la separación del club de la empresa del ferrocarril hacia ya varios años, el 24 de setiembre de 1924 encontramos uno de los artículos más emblemáticos sobre la cuestión. No sólo por afirmar sin ningún complejo que en apenas unos días Peñarol celebraría su 33° aniversario, sino porque además lo denomina como el decano aún sin estar afiliado a la Asociación Uruguaya de Fútbol, en pleno cisma. De yapa, el articulo habla también del “Decano de Sudamérica”.

En esta misma década, más precisamente en el año 1927, bajo la órbita de la AUF y solucionado el cisma del fútbol oriental, son varias las publicaciones que utilizan la palabra Decano para referirse a Peñarol.

Por citar sólo algunos ejemplos, podemos incluir la Revista Olympia del 27 de mayo de 1927, dando cuenta de un partido jugado entre Peñarol y Capurro en el field de Pocitos: “el campo del club decano”; y la edición del 7 de junio del mismo año de la misma revista, pero esta vez con un sabor adicional: se refiere al decanato mirasol hablando de un clásico jugado contra Nacional, ese equipo que hoy pretende apropiarse a la fuerza del término.

Solo para reafirmar lo expuesto, se puede agregar también la Revista Uruguay con fecha 16 de noviembre de 1927, refiriéndose a Peñarol de la misma manera.

Década del ’30

Segun las versiones albas, en esta década su grupo de iluminados da con “la verdad revelada” para cuestionar la indiscutible fundación de Peñarol.

Sin embargo, los hechos parecen no coincidir con la versión tricolor. El Bien Público en su edición del 29 de Setiembre de 1935 da cuenta de la celebración del 44° aniversario “del club decano” la noche anterior.

Apenas unos meses antes, la revista deportiva Rush daba vida a una serie de publicaciones destinadas a hablar de la historia de los clubes de fútbol uruguayos. En su edición del 20/1/1934 informa que “una vez terminada la historia del Club Peñarol (…) seguiremos con la del Club Nacional, que es el que en riguroso orden de antigüedad sigue al club decano”.

Un año después, el 28/9/1936, nuevamente El Bien Publico celebraba los 45 años de vida de los decanos.

No queremos dejar pasar la edición de El Gráfico de noviembre de 1930 donde recoge las palabras de una mascota del “primer team del Club Peñarol, el Decano del fútbol rioplatense”

Década del ‘40

Entrada la década de 1940, la protesta tricolor aún no encontraba eco entre la totalidad de sus partidarios (al día de hoy tampoco). Nacida en pleno tetracampeonato mirasol, la teoría de “los dos clubes” era aún cuestión de una minoría dentro de otra. Mientras tanto, el mundo fútbol seguía denominado a Peñarol por su apodo ganado en buena ley.

El Gráfico es la revista emblema del fútbol rioplatense. Y tampoco era ajena al decanato aurinegro, por eso es que en 1941 encontramos esta referencia al Club Atlético Peñarol como  el Decano rioplatense”.

El 17/4/1943 el diario El Bien Público da cuenta a la información sanitaria del plantel de Peñarol bajo el título “La enfermería decana”.

Cambiamos de diario, no por falta de material sino por exceso del mismo, y tomamos el ejemplo de El País y su edición del 3/5/1945 mientras informa sobre el “buen entrenamiento del Decano”.

Ese mismo año, más precisamente el 28 de octubre, El Tiempo daba cuenta del nuevo título obtenido por el manya con un lema contundente: “brillante campaña del Decano”.

No queremos olvidarnos de la revista Radiocanción que en su edición número 29 recuerda el primer partido clásico de la historia, ganado por los decanos.

Década del ’50

5 de enero de 1950, apenas empezaba el año y ya llegaban las palabras mágicas. El País daba cuenta de un partido ganado por Peñarol encabezando la crónica con un término muy particular.

Así mismo, el 3 de abril de 1958 el mismo diario palpitaba la previa de un choque entre Peñarol y Sudamérica, utilizando el mismo apodo de toda la vida para hablar del club más viejo de la Primera División del fútbol uruguayo.

Los gloriosos años ’60

El 16/7/1960, Peñarol empata 2-2 frente a Wanderers, oportunidad que la prensa futbolera no dejó pasar para llamar al carbonero (una vez más) como el Decano uruguayo.

Para 1966, el año de las mayores hazañas uruguayas a nivel de clubes, sumamos otro diario pero con iguales conceptos. “Acción” se suma al festejo de los 75 años de la institución decana.

Década del ’80

Nacional empezaba a reclamar para sí y con más énfasis, un título no reconocido por nadie más que no sean ellos. Sin embargo, la prensa aún no cedía ante las presiones y el famoso “evitemos problemas”. Otros tiempos, otros hombres. Pero lo cierto es que encontramos otros ejemplares como los anteriores.

Buscando agregar otro título a la colección sumamos a El Diario y su portada del año 1987 con un especial sobre Peñarol, “el Decano del fútbol uruguayo”.

Y por si fuera poco, esa misma década Elcar publica dos colecciones, el Libro de Oro de Peñarol y el de Nacional. Solo uno de ellos fue presentado como “Decano del fútbol uruguayo”. No hace falta aclarar quién fue.

Diccionario del lunfardo uruguayo

Si dijéramos que se editó un diccionario sobre lunfardo y términos típicos del Uruguay, por la Academia Nacional de Letras y que la palabra “Decano” figura asociada a Peñarol, seguramente nos acusarian de mentirosos todos aquellos que niegan la historia. Por suerte, existen fotos para demostrar lo dicho.

Libro de Historia de Nacional, año 1924

Conocido por todos, el primer libro de historia del Club Nacional de Football, escrito por Arturo Fourquet y con prólogo de José María Delgado, es una joya histórica para el fútbol local.

En tiempos donde aún se mantenía la grandeza institucional, estos representantes de primer nivel de la causa nacionalofila no dudaban en denominar (de forma correcta) a Peñarol como el club decano.

 

Libro “El fútbol en el Río de la Plata”, año 1923

Una de las piezas de mayor antigüedad dedicadas a narrar la historia del fútbol en Uruguay y Argentina. Esta obra del periodista Enrique Escobar Bavio no duda en dedicarle un espacio a la historia de Peñarol, uno de los equipos más importantes por aquellos años y a quien el autor cataloga como “el club decano rioplatense”.

El club decano de nuestro football

En el año 1953 Mantrana Garin pública “La Epopeya de Peñarol”, libro de historia del cual le obsequia un ejemplar a Héctor Gerona, presidente de la AUF en el período 1940-1941. Como respuesta recibe una contundente nota de agradecimiento donde no duda en calificar a Peñarol como “el Decano de nuestro Football”.

Acción y reacción

En el año 2011, Peñarol festejó sus 120 años de gloriosa existencia con una fiesta de primer nivel en el Estadio Centenario enfrentando a San Lorenzo.

En aquella oportunidad, el manya lució una camiseta a cuadros que imitaba la vieja indumentaria utilizada por el club en sus primeros años, que agregaba en su espalda una inscripción clara y concisa: Decano.

Apenas unos días después, la web oficial del CNdeF notificaba que incluían exactamente el mismo término en su indumentaria oficial, en una clara señal de “propuesta y respuesta”, un proceder que va de la mano con la historia de nuestro tradicional rival.

Es cierto que unos años antes Nacional incluyó en la parte interior de su camiseta una leyenda de similares características, pero sin formar parte del diseño visible de la misma, y como parte de la etiqueta de producto oficial de Umbro.

Como es de público conocimiento, Decano es un apodo más como tantos otros, correspondiente a Peñarol al igual que manya, carbonero o aurinegro. Sin ningún tipo de legitimidad y mucho menos vergüenza, Nacional ha intentado apropiarse de este concepto de cualquier manera.

Eso no es problema, el problema es que los dejemos actuar, porque por mérito y tradición, el decano del fútbol uruguayo, es Peñarol.