Libertad para dos de los hinchas detenidos en Río

Fueron liberados dos de los tres hinchas de Peñarol detenidos desde abril del año pasado en Río de Janeiro, luego de los incidentes entre parciales previo al encuentro entre el aurinegro y Flamengo.

El 3 de abril de 2019 el Decano venció al club más popular de Brasil 1 a 0 con gol de Lucas Viatri. Fue un triunfo muy importante del equipo que dirigía Diego López; pero en la previa, parciales de Flamengo pasaron por el punto de encuentro de los fanáticos mirasoles. Alguna provocación de los brasileños provocó una escaramuza.

En los incidentes un hincha de Flamengo resultó gravemente lesionado. La policía detuvo a tres hinchas de Peñarol que fueron retenidos en Brasil. Ahí comenzó la odisea de tres muchachos inocentes, culpados sin pruebas. Hubo muchos hinchas que se preocuparon por la situación de los jóvenes que debieron permanecer en tierras norteñas.

Llamadas al consulado, idas y vueltas en tribunales, intentar que el juez de Brasil se apurara en tomar el caso, hizo que los tres detenidos pasaran 10 meses de mucho nerviosismo. Muchos hinchas de Peñarol y algunos dirigentes se movieron para que la justicia pudiese liberar a tres inocentes.

Hoy Fernando y Dennis pudieron volver a Montevideo y reencontrarse con sus familias luego del calvario, fueron acusado de lesiones. Pero no hay una prueba que indique que agredieron al parcial brasileño. Gianfranco es el hincha que sigue en Río de Janeiro, se lo acusa de ser autor de la agresión por salir en una filmación con una botella en la mano.

Como el agredido declaró que fue atacado con una botella, los acusadores tienen la débil teoría que Gianfranco fue el agresor. No hay pruebas de que él haya golpeado al hincha de Flamengo. En la trifulca muchos parciales tomaron botellas.

Desde Uruguay continúan los esfuerzos de un grupo de hinchas de Peñarol convencidos de la inocencia de tres jóvenes injustamente acusados. Queda lograr el objetivo de liberar a Gianfranco al que quieren darle siete años de prisión domiciliaria.

Es importante valorar el esfuerzo de las familias y allegados al Club en lograr la libertad de los tres inocentes. También sería bueno que no se juzgara públicamente a los hinchas hasta que se demuestre una culpabilidad real.