Diego Aguirre: «Me fui de Qatar pensando en volver, pero el socio quiso otra cosa»

Con un nuevo presidente recientemente electo, una de las palabras más buscadas era la de Diego Aguirre, que tuvo un rol muy activo siendo el caballito de batalla de Juan Pedro Damiani en esta elección. Hoy, desde Qatar, habló para la Oral Deportiva en 970 AM Radio Universal. La «Fiera» prepara su vuelta al país, con la incógnita de si será el nuevo DT de Peñarol.

¿Volvés a Peñarol o volvés para tener vacaciones?

Para estar con la familia por supuesto, es una necesidad. Sabemos que pasaron cosas que no imaginaba y eso trastocó los planes. Renuncié a mi contrato en Qatar, pero todavía me quedan unos días para estar de vacaciones.

Según se habló públicamente, tu vuelta y tu apoyo era con Damiani. ¿Sin Damiani estás dispuesto a trabajar en Peñarol? ¿Hubo algún contacto extra Damiani?

No tuve ningún tipo de contacto. Marqué mi posición de ir con Juan Pedro por varias razones: por una muy buena relación, por nuestra experiencia en el Club y porque apoyaba mi proyecto. Eso me hacía muy feliz de poder volver. Mi vuelta estaba confirmada con Juan Pedro en la presidencia.

Mucha gente quedó molesta, muchos decían: “viene por Damiani y no por Peñarol”.

Yo traté de mantenerme ajeno al tema político, ni di mensajes al hincha el día de la votación. Simplemente si las cosas pasaban de una manera, mi vuelta estaba asegurada al Club. Los acontecimientos fueron distintos, el socio eligió otra opción y es válido. Quiero lo mejor para el Club y quería volver. Quedé bastante triste, porque daba por hecho que ganaba Juan Pedro, pero fue la voluntad de la gente, de ese tema no opino. Deseo lo mejor para Peñarol y para el nuevo presidente.

¿Volverías a Peñarol con esta nueva dirigencia o era solo con Damiani?

Se sabe la relación que tengo con Juan Pedro. No me gusta hablar de supuestos porque implica muchas cosas. Mi vuelta estaba asegurada porque estaba asociada a un proyecto deportivo, a poder tener la libertad de elección, manejar toda el área deportiva, poder dar lineamientos para el Club en general. Eso me daba mucha motivación y libertad para hacer mi trabajo. Eso estaba asociado a Damiani y ahora las reglas del juego cambiaron. No tuve ningún tipo de contacto ni quiero hablar de suposiciones. Ahora voy a estar al margen y tendré que aceptar las cosas como pasaron. El hincha decidió y tiene un nuevo presidente, yo siempre estaré a las órdenes para ayudar.

¿Estás más cerca o más lejos de llegar a Peñarol?

Obviamente estaba 100% adentro si estaba Juan Pedro. Estaban todas las condiciones arregladas y no me refiero a lo económico, eso no era importante, sería algo razonable como de cualquier otro entrenador. Sí me atraía la libertad de decisiones en el área deportiva y los lineamientos que iba a dar para el Club en todas las áreas. Eso me tenía muy ilusionado. Esto fue un impacto, no lo puedo negar, me dio frustración porque hacía dos meses que estaba trabajando en este proyecto y en esta idea. Las cosas fueron diferentes y todo cambió.

Ruglio manifestó luego de las elecciones que te iba a preguntar si estabas disponible para ser candidato para Peñarol, ¿qué te parece?

Hay que ver si hace esa llamada y qué contenido tiene, si es para cumplir y ya está… que no sea por compromiso.

¿Tu equipo de trabajo te sigue a todas partes o conforme vas llegando lo armas?

Por suerte, con el Profe Piñatares somos amigos y trabajamos desde la Selección Juvenil. Después hace cuatro años sumamos a Juan Verzeri al cuerpo técnico. Estamos juntos para el proyecto que venga. Teníamos armado un montón de ideas si Juan Pedro ganaba la elección. Pero al no ser así el proyecto se vino abajo y no avanzamos más con ese tema.

Ruglio confirmó que Cedres y Bengoechea trabajarían en el área deportiva, ¿trabajarías con ellos y te sentirías cómodo?

No quiero hablar de supuestos. Mi máximo respeto al nuevo presidente, a Pablo y al Gaby. Van a ayudar mucho y están entusiasmados. El presidente tiene toda la libertad de poner a la gente que crea idónea y no tengo dudas de que pueden hacer un buen trabajo.

¿Tenés expectativas de dirigir la Selección?

Cada vez más mis objetivos son cortos porque uno no sabe lo que va pasar. Proyectarte a varios años es algo que estoy tratando de no hacer. El destino va cambiando muy rápido. La realidad es que yo me sentía adentro de Peñarol y hoy no estoy. Los planes van cambiando, me fui de Qatar pensando eso por esa posibilidad pero el socio quiso otra cosa. Planteo lo inmediato y no a dos años que me parece mucho tiempo. Ahora vengo a disfrutar de la familia y ver qué depara el futuro.