Copa Libertadores 1966

La vuelta olímpica en Santiago

Peñarol es el primer equipo en coronarse en su momento Tri Campeón de América tras derrotar 4 a 2 a River Plate en un emotivo y hazañoso partido para de esa manera escribir una de las páginas más gloriosas en la historia del club. A mediados de la década del 60, no cabían dudas de que el “Poderoso Peñarol” era el mejor equipo del continente, y siempre era favorito para quedarse con el trofeo. Sin embargo, arrancamos con el pie izquierdo esta copa.

“Ese año cambió el nombre del torneo y comenzaron a jugar los subcampeones, aumentando considerablemente el número de participantes, por lo que el recorrido hasta la final se hizo más largo y dificultoso (…) La nueva denominación resulta un homenaje a los héroes americanos. El dirigente Cataldi fue el principal impulsor del nuevo sistema, demostrando su gran visión. En Uruguay, los grandes siempre ocupaban los dos primeros lugares y con el régimen aceptado, aseguraban su participación en todas las temporadas” (Memorias de la Pelota, Alfredo Etchandy).

El 30 de marzo de 1966 se empezaba a recorrer un largo camino que nos llevaría a la gloria. Peor arranque no podíamos tener, ya que caímos derrotados 4 a 0 ante el tradicional rival, y las dudas comenzaban a gestarse. Por si fuera poco, pocos días después, en nuestra visita a Bolivia, caíamos por la mínima diferencia ante el J. Wilstermann, que en aquellos tiempos era sin dudas el mejor equipo del fútbol boliviano. Dos derrotas en dos presentaciones complicaban la situación de Peñarol en el grupo, pero hubo una vuelta de tuerca importante, y ganamos consecutivamente los 8 partidos restantes para finalizar como líderes del grupo. En las visitas a Ecuador, despachamos con el marcador de 2 a 1 a 9 de octubre y Emelec; mismo resultado que se dio en la victoria 2 a 1 ante el Deportivo Municipal.

Los jugadores festejando el título en Chile

Debido a las dificultades en cuanto transporte para la época, el fixture había quedado programado para jugar la seguidilla de partidos en el exterior y luego la seguidilla a nivel local. Peñarol derrotó sin mayores problemas a los bolivianos y ecuatorianos, y en la última fecha goleó 3 a 0 a Nacional para quedarse con el liderato del grupo y vengar aquella derrota en el debut.

En la segunda fase, integramos el Grupo B junto a la U. Católica y nuestro tradicional rival. Nuevamente el debut no fue auspicioso, ya que caímos 1 a 0 ante los trasandinos de visita. Pero Peñarol demostró que se supo levantar, y nuevamente lo hizo. Volvimos a golear 3 a 0 a Nacional en un nuevo clásico copero y derrotamos 2 a 0 a los chilenos en el Estadio Centenario. La situación en la tabla había cambiado, y Peñarol tenía todo para quedarse con la clasificación a la final. En la última fecha, ganamos el otro clásico 2 a 0 y sacamos los boletos para una nueva final de América.

El River Plate del goleador Onega había ganado la otra llave dejando por el camino a Independiente, Boca y Guaraní. En sus filas, contaba con Luis Cubilla, Roberto Matosas y el polémico arquero Amadeo Carrizo.

El primer partido se disputó el 14 de mayo en un Estadio Centenario abarrotado con más de 60.000 personas. Aquel día, el Peñarol de Roque Máspoli formó con Ladislao Mazurkiewicz, Juan Lezcano, Nelson Díaz, Pablo Forlán, Néstor Gonçalves, Omar Caetano, Julio César Abbadie, Héctor Silva, Julio César Cortés, Pedro Rocha y Juan Joya. Peñarol derrotó 2 a 0 a River con goles de Abbadie y Joya aunque la victoria costó y mucho, ya que recién a falta de 15 minutos pudo abrir el marcador. Faltando 7 logró el segundo gol que aseguraba los tres puntos.

La revancha se jugó 4 días después en el Estadio Monumental ante un marco de público similar al de la primera final. En aquella ocasión, fue victoria 3 a 2 de River Plate. Para este encuentro, apareció como titular Alberto Spencer en lugar de Héctor Silva. El partido tuvo un trámite cambiante, muy distinto a la primera final. Nos pusimos arriba en el marcador con gol de Rocha a los 32 minutos pero rápidamente igualó Onega para los “millonarios”. Sobre el comienzo del segundo tiempo volvimos a ponernos en ventaja, con gol de Alberto Spencer pero otra vez los riverplatenses lograron empatar rápidamente y no nos dejaban acomodarnos en la cancha con una victoria parcial. A falta de 17 minutos, Onega logró marcar el tercer y definitivo gol, para sellar el triunfo y forzar una nueva final. Hay que tener en cuenta que en aquella época la diferencia de goles no era tenida en cuenta, por lo que a pesar de haber ganado por dos goles de diferencia, y haber perdido por uno, se debía diputarse una finalísima.

Incidencia de la finalísima

El encuentro decisivo se disputó el 20 de mayo en el Estadio Nacional de Santiago, escenario que comenzaba a meterse en la más rica historia de Peñarol. Los 11 campeones que saltaron a la cancha fueron Ladislao Mazurkiewicz, Juan Lezcano, Nelson Díaz, Pablo Forlán, Néstor Gonçalves, Omar Caetano, Julio César Abbadie, Julio César Cortés, Alberto Spencer, Pedro Rocha y Juan Joya.

A pocos minutos del cierre del primer tiempo, River Plate logró anotar dos goles a tarvés de Onega y Solari, y de esa manera se fue al descanso con un 2 a 0 que ilusionaba a los millonarios con su primera Copa Liberadores. No se le encontraba la vuelta al partido, y parecía que no era la tarde del goleador Spencer. En el segundo tiempo, llegó una jugada que según los protagonistas, cambió el viento del partido. En un centro al área de River, la pelota perdió peligro y el arquero Carrizo la paró de pecho para controlarla. Esa actitud no fue bien tomada por los jugadores carboneros, quienes a partir de esa jugada sacaron su rebeldía interna y jugaron para comerse la cancha en la última media hora. Sobre los 67 pudimos descontar a través de Spencer y 5 minutos después empatamos con gol del Pardo Abbadie.

El marcador no se movió hasta llegar al minuto 90, por lo que se tuvo que disputar un alargue para dirimir el título continental. En esos 30 muinutos finales, Peñarol fue superior y con goles de Spencer y Rocha aseguró el partido y la tercera Copa Libertadores para Peñarol. Peñarol derrotaba 4 a 2 a River luego de estar 2 a 0 abajo, y empezaba a vincularse con la palabra “hazaña”.

Campaña Partido a Partido

Primera Fase

30/01/66Nacional40Peñarol(Estadio Centenario)
02/02/66J. Wilstermann10Peñarol(Cochabamba)
06/02/669 de Octubre12Peñarol(Milagro)(Rocha y Spencer)
09/02/66Emelec12Peñarol(Guayaquil)(Cortés y Joya)
13/02/66Deportivo Municipal12Peñarol(La Paz) (Abbadie y Spencer)
02/03/66Peñarol20J. Wilstermann(Estadio Centenario)(H. Silva x2)
05/03/66Peñarol31Deportivo Municipal(Estadio Centenario)(N. Silva, Spencer y Joya)
08/03/66Peñarol209 de Octubre(Estadio Centenario) (Caetano y Rocha)
11/03/66Peñarol41Emelec(Estadio Centenario)(H. Silva x2 y Alfano x2)
19/03/66Peñarol30Nacional(Estadio Centenario)(Rocha x2 y Joya)

 

#Equipo
Pts
PJ
PG
PE
PP
GF
GC
Dif
1.Peñarol
16
10
8
0
2
20
10
12
2.Nacional
15
10
7
1
2
22
10
12
3.J. Wilstermann
10
10
4
2
4
14
14
0
4.Dep. Municipal
9
10
4
1
5
21
22
-1
5.Emelec
8
10
4
0
6
15
18
-3
6.9 de Octubre
2
10
1
0
9
13
31
-18

 

*Se contabilizaban 2 puntos por partido ganado

 

Segunda Fase

30/03/66U. Catolica10Peñarol(Santiago de Chile)
10/04/66Peñarol30Nacional(Estadio Centenario)(Rocha x3)
19/04/66Peñarol00U. Catolica(Estadio Centenario)(Rocha y Joya)
23/04/66Nacional01Peñarol(Estadio Centenario)(Cortés)

 

#Equipo
Pts
PJ
PG
PE
PP
GF
GC
Dif
1.Peñarol
6
4
3
0
1
6
1
5
2.U. Católica
4
4
2
0
2
4
5
-1
3.Nacional
2
4
1
0
3
3
7
-4

 

Finales

14/05/66Peñarol20River Plate(Estadio Centenario)(Abbadie y Joya)
18/05/66River Plate32Peñarol(Estadio Monumental)(Rocha y Spencer)
20/05/66Peñarol42River Plate(Estadio Nacional de Santiago)(Spencer, Abaddie, Spencer y Rocha)

Mirá el partido entero ante River en el Estadio Nacional de Santiago