Sin identidad, sin mística, sin nada

Peñarol quedó eliminado de la Copa Sudamericana, tras caer  por 4-1 esta noche en el Campeón del Siglo. El aurinegro volvió a quedar afuera de otro certamen internacional.

Si el encuentro ya era complicado desde el arranque por el global (2-0), luego de recibir un gol a los 7 minutos se tornó imposible. El partido había arrancado bien para el local que a los pocos minutos ya tenía una ocasión peligrosa generada, pero llegó el tanto de Léo Pereira y el equipo se desmoronó junto con la gente que llegó para ver algo distinto a lo que ocurrió en Brasil.

Desde la anotación de Paranaense hasta el final de la primera mitad no se vio nada interesante de Peñarol, salvo un remate de cabeza de Gonzalo Freitas, que el portero tapa contra su palo derecho.

El segundo tiempo comenzó igual que el primero para el equipo de Diego López, ya que al minuto 6 del complemento, el conjunto brasileño aumentó a dos la ventaja con el gol de Marcio de Souza. No quedó ni la ilusión de remontar el encuentro. Luego llegó el gol del Capitán, Cristian Rodríguez, para acortar la ventaja pero ni así el aurinegro pudo reaccionar. Con el correr del partido llegaron los dos goles restantes (Nikão a los 68′ y Bruno Gimarães en los descuentos) para liquidar esta historia.

Peñarol se retira nuevamente de un torneo internacional sin pasar ni una fase. El domingo visitaremos a Liverpool, para pelear por lo único que nos queda: el Uruguayo.