Se terminaron las excusas

Peñarol perdió el clásico 2 a 0 en la vuelta al Parque Central después de 92 años. Tras todo lo vivido con los jugadores de la selección y el clásico, los jugadores aurinegros citados iniciaron desde el banco de suplentes.

Peñarol comenzó mejor en el encuentro, siendo superior en la primera mitad. Pero en el segundo lo ganó el tradicional rival, con sus 2 llegadas.

Mauricio Larriera puso en cancha a: Kevin Dawson; Maximiliano Pereira (67′ Juan Acosta), Gary Kagelmacher, Carlos Rodríguez, Joaquín Piquerez; Cristian Olivera (46′ Facundo Torres), Jesús Trindade, Walter Gargano, Agustín Canobbio (81′ Ariel Nahuelpan); Pablo Ceppelini (59′ Giovanni González) y Agustín Álvarez Martínez.

Banco: Jonathan Lima, Fabricio Formiliano, Rodrigo Abascal, Valentín Rodríguez, Damián Musto y Máximo Alonso.

Primer tiempo

El encuentro arrancó movido, con llegadas para ambos. Primero a los 5 minutos, Dawson salvó en la línea la pelota después de una jugada aérea, posteriormente a los 7 minutos, tras una de las tantas infracciones cometidas, Ceppelini hizo volar a Rochet para descolocar una pelota de gol.

Pasados los 15′, se dio la primera polémica de la tarde. Neves, que ya tenía tarjeta amarilla, cometió una infracción al borde del área, cobrada por Gustavo Tejera. Sin embargo, el árbitro no le volvió a enseñar la tarjeta amarilla y se salvó de la expulsión. El entrenador albo sacó de la cancha a Neves ante esta situación, sin llegar a los 20 minutos de juego.

De a poquito fue cayendo la intensidad del encuentro. El carbonero tenía la pelota pero no generó peligro. Olivera fue poco preciso con los pases, lo que dificultó la llegada por la banda derecha. Los minutos finales de la primera parte no cambiaron nada, ningún equipo se animó a arriesgar.

Segundo tiempo

Para el complemento, Larriera metió a Facundo Torres a la cancha. Su ingreso cambió por completo el rendimiento del equipo, fue determinante por la banda izquierda. Tanto él como Giovanni González llegaron a las 13 horas a nuestro país, ya que fueron parte del plantel de Uruguay en la Copa América.

El carbonero iba por el gol, sin una clara intención de juego, pero con combinaciones entre Torres, Piquerez, Canobbio o el Canario que bastaban para entrar al área. Álvarez nunca logró estar cara a cara frente al arco, de igual manera intentó con rivales en el camino, pasando cerca del vertical.

En ese momento, Larriera decide mandar a Acosta a la cancha, en lugar del Mono Pereira, de buen partido. A los 71′, en un gran momento de Peñarol, llegó el gol de Nacional por intermedio de Ocampo, que superó al recién ingresado y definió cruzado. Minutos después del gol, salió por Almeida, el rival cuidaba el resultado, mientras que Larriera metió a Nahuelpán a los 81′.

El aurinegro jugaba con nerviosismo. Sumado a un constante parate en el juego por revisiones con el VAR o por picardía de los rivales. Con los espacios que dejó el equipo por ir en busca del empate, Cándido aprovechó pasados los 80′ y en una corrida esquivando a la defensa convirtió el segundo gol albo. Con el partido por finalizar, Peñarol tuvo un par de llegadas para inquietar al rival, pero no se lograron concretar.

El primer clásico del mes fue derrota. Debemos pasar la página y pensar en los duelos por Copa Sudamericana.