Cambiando la pisada

Peñarol derrotó a Boston River por 2-1, con goles de Fabián Estoyanoff y Agustín Álvarez Martínez. El local descontó vía penal.

Primer tiempo

La primera mitad comenzó mal para el equipo de Mauricio Larriera, ya que en solo 15 minutos, el local ya había disparado 3 veces al arco. Kevin Dawson fue fundamental para que el Aurinegro no se fuera al descanso con goles en contra.

Recién a los 18′ pudimos acercarnos a generar peligro, pero el remate de Jesús Trindade fue muy flojo para el arquero rival. Boston tuvo una chance más a través de un mal despeje de Rodrigo Abascal, que casi se metió en el ángulo.

En los últimos minutos, el Carbonero tuvo más protagonismo de cara al arco, pero se falló en la definición. La más clara fue una serie de rebotes en el área, luego de un centro de Joaquín Piquerez, que termina en un córner después de que Matías Britos se lanzara buscando empujar el balón.

Así, Peñarol se iba al descanso sin goles, pero con el rival dominando el encuentro, siendo más decisivo a la hora de atacar. Por el lado del Decano, el esquema táctico no fue acompañado por la elección de los titulares. El 4-4-2 que quiso probar Larriera, no fue muy eficaz con los tres volantes centrales que puso en cancha. Cometió el error de sacar a Matías de los Santos de su puesto natural y hacerlo jugar en la banda.

Segundo tiempo

Antes de que se reanudara el partido, el DT mandó 3 cambios a la cancha: Fabricio Formiliano, Agustín Álvarez Wallace y Fabián Estoyanoff ingresaron por Abascal (amonestado, llegó a la quinta), Walter Gargano y de los Santos.

A tan solo 5 minutos de pisar el terreno de juego, el ‘Lolo’ la puso en el ángulo. Agarró un rebote en el aire y de primera la tiró cruzada y ahí, donde duermen las arañas. Con ese golazo, Peñarol se ponía en ventaja y se reponía de un mal primer tiempo.

En el minuto 57, Facundo Torres y Piquerez se juntaron y crearon la jugada del segundo gol. El centro del lateral terminó en los pies de Agustín Álvarez Martinez, quien empujó el balón a la red para poner el 2-0.

A los 60′, Gary Kagelmacher recibió su quinta amarilla y junto a Abascal se perderán el encuentro ante Deportivo Maldonado.

Cuatro minutos más tarde, Álvarez Wallace (de buen ingreso) cometió un penal y Ruben Bentancourt lo cambió por gol, dejando el marcador 2-1.

Estoyanoff, una de las figuras del partido, dejó al ‘Canario’ Álvarez de cara al arco a los 67′, pero perdió el mano a mano con el arquero, luego de una buena jugada individual ante Carlos Valdez.

Los últimos minutos fueron más defensivos, ya que con el descuento el rival creció en el partido, volvió a dominar y a llegar constantemente al arco de Dawson. Este último tuvo una atajada espectacular a los 78′, tapando un tiro desde fuera del área.

Sobre el final ingresaron Valentín Rodríguez y Krisztián Vadócz en lugar de Matías Britos y Facundo Torres.

Peñarol ganó pero no gustó. Muy flojo el nivel del equipo, de los peores rendimientos desde que llegó Mauricio a la conducción, pero sumó, que al final es lo más importante. La apuesta por juveniles puede dar resultado, hay muchos jugadores de Formativas que piden cancha o al menos tenerlos en el banco. Sería interesante ver a Valentín compartiendo banda con Piquerez, a Álvarez Wallace arrancando de titular, igual que de los Santos jugando en su puesto natural y así podría estar todo el día escribiendo. De a poco, ir ‘mechándolos’ en el equipo titular sería una buena idea.

Párrafo aparte para Fabián Larry, el dueño de la noche en el Estadio Centenario. No solo ingresó y abrió el marcador, sino también antes de entrar pidió explicaciones de por qué ante la pérdida del ex Nacional, Santiago García, no se le hizo un minuto de silencio y luego en su festejó le dedicó el gol al ‘Morro’. Gesto de grandeza.