Parece fácil

El pasado jueves Peñarol le ganó 4-0 a San José de Oruro con muchas chances de gol y con un penal malogrado. Muchos hinchas dijeron que se podría haber hecho más goles que facilitara una posible clasificación en el futuro.

Revisando los números de este siglo XXI de Peñarol en Copa Libertadores, dictan que en total se ganó 30 partidos, se perdió 41 y se empató en 13 ocasiones. Jugando de local (tanto Estadio Centenario como Campeón del Siglo) se ganó 26 partidos, se perdieron 9 y se empataron 7. Mientras que la estadística más negativa es de visitante donde se ganó en 4 ocasiones, se empató 6 veces y se perdió en 32 partidos.

De los 30 partidos que ganados en este siglo, únicamente en 5 ocasiones Peñarol pudo convertir 4 goles en un partido:

  • Peñarol 4 Real Potosí 0. Año 2002 dirigidos por Gregorio Pérez. Ese año el aurinegro llegó a cuartos de final y junto con la del 2011 fueron las mejores actuaciones.
  • Peñarol 4 Bolivar 0. Año 2003, el DT era Diego Aguirre.
  • Peñarol 4 The Strongest 0. Año 2004, el técnico también era Diego Aguirre.
  • Peñarol 4 Liga de Quito 1. Año 2005 por la Pre Libertadores con Fernando Morena como técnico. En aquella ocasión no se pudo clasificar por el gol de visitante.
  • Peñarol 4 Godoy Cruz 2. Año 2012, el técnico era el Polilla Da Silva.

De los cinco equipos que Peñarol enfrentó, tres de ellos eran bolivianos y los 5 triunfos todos fueron de local. Durante este siglo, Peñarol nunca convirtió más de 4 goles.

Es claro que la realidad internacional actual, no es la misma que se vivió en el siglo XX. Es el equipo que aún ostenta el récord de mayor goleada a un equipo por Copa: 11 a 2 en 1970 frente al Valencia de Venezuela. También tiene el récord en mayor goleada en una eliminatoria, en 1963 tuvo un global de 14-1 frente al Everest de Ecuador.

Peñarol como equipo grande en Uruguay y en el mundo siempre debe aspirar a ser campeón de la Copa Libertadores pero cualquiera que vea los resultados de estas últimas casi dos décadas concluye fácilmente que es una utopía. Uno siempre recuerda la campaña de los mirasoles en 2011, pero en ese año se dieron muchos resultados atípicos, entre ellos clasificar a octavos con 9 puntos faltando una fecha. Desde ese año hasta la fecha, el club aurinegro ha tenido muchas series que se podrían considerar accesibles pero nunca se consiguió la clasificación.

Ganar por goleada en la Copa parece fácil juzgando a los equipos con anticipación, pero los números dicen que al aurinegro no le ha sido nada sencillo ganar holgadamente.

El equipo de Diego López tiene una serie que en los papeles parece complicada, pero hasta ahora no hay nada escrito y dependemos de nosotros.

Marcos Arlotto – UdelaR