Historial de Campeonatos Uruguayos: supremacía de Peñarol

Que tenemos un rival mentiroso no es novedad. Que sus páginas de poca monta se dediquen a divulgar mentiras y enchastrar cuanta estadística ande en la vuelta, tampoco. Pero que la Comisión de Historia del segundo grande de este país, se dedique a difundir falacias en forma oficial, es alarmante. Fue grande la sorpresa cuando hace unos días, empezó a circular una supuesta gráfica que habla sobre “la evolución de los campeones uruguayos”. Como siempre, está mal hecha.

Las mentiritas de siempre

A la bobada diaria de discutir el decanato de Peñarol, ahora también le restan los títulos de la Federación en 1924 y el Consejo Provisorio en 1926. No vamos a ahondar en estas cuestiones que ya han sido largamente explicadas en Padre y Decano, pero nos limitaremos a exponer esta carta de Celestino Mibelli en 1938, detallando a todos y cada uno de los campeones de Primera División del fútbol Uruguayo. Ninguno de nosotros niega que el campeonato de 1924 fue en la Federación o el de 1926 en el Consejo, de ahí la famosa “diferencia entre campeones y campeonatos” que manejan los representantes albos, sacándole foto a la chapa de cada copa. Es algo irrelevante en la charla, ya que dichos títulos fueron ganados en Primera División e incluidos por la AUF en su recuento de títulos, tanto en 1938 como en su versión digital de 2013 (la cual sería modificada unos días después por presiones externas, y finalmente, dada de baja). Lamentablemente, la carta no pudieron hacerla desaparecer nunca.

Antes que nos diga que desconocen la palabra autorizada de Celestino Mibelli, les dejamos claro que seria una figura política fundamental en la historia del Fútbol Uruguayo, ocupando cargos de alta jerarquía durante varios años. Aunque capaz ahora también lo desconocen, como a José María Delgado.

En el mismo sentido, se cae por su propio peso el tonto argumento de la copa en propiedad obtenida por Peñarol en 1936 al ganar 5 títulos de Campeón Uruguayo en los años 1928, 1929, 1932, 1935 y 1936. Su postura parece ser que “si el Uruguayo de 1926 fuese oficial, deberían haberles dado la copa en 1935”. Y es mentira. La entrega del trofeo en propiedad era un premio que ofrecía la AUF a sus campeones y que fue cambiando sus requisitos con el correr del tiempo. El titulo de 1926, reconocido por AUF, sigue siendo un título obtenido en el marco del Consejo Provisorio, una de las tantas instituciones que rigieron nuestro deporte rey. La copa estuvo bien entregada en 1936.

La Historia verdadera

Aclarados los puntos anteriores, nos parece correcto adentrarnos en el verdadero historial de campeones uruguayos de Primera División. Y como toda historia, tiene un comienzo. La de nuestra máxima competencia, indica que Peñarol fue su primer campeón en el año 1900 (en carácter de invicto). Curioso es que en esta primera temporada no figurara entre los participantes el team de La Blanqueada, quien, sin jugar el Uruguayo, ya se había dado el lujo de perder un clásico (el primero de la historia, y jugado en el Parque Central). Todo un récord.

Pero finalmente, obtuvieron la participación para la segunda edición. Aunque hubiese sido mejor que no jugaran, ya que sólo sirvió para que Peñarol siguiera ganando clásicos (ganamos 4 y empatamos 2, 0 derrotas) y se coronara nuevamente como Campeón Uruguayo. ¿Un datito? Peñarol obtuvo el campeonato el 28 de julio de 1901, en el clásico de la segunda rueda, jugado en el… Parque Central.

Pero la historia sigue y sigue, y así llegamos al Primer Campeonato Uruguayo Profesional de la historia en 1932. Una vez más, el campeón fue Peñarol. Con una particularidad, no sólo fue el primer Campeonato Uruguayo Profesional, sino que también sería una edición espectacular jugada a tres ruedas. Los tres clásicos del año los ganó Peñarol, todos por el mismo resultado: 2-0.

No queremos pegar en el piso, por eso solo vamos a nombrar al pasar que el club Decano se coronó campeón en el ámbito de todas las organizaciones que han gobernado nuestro fútbol (Liga, Federación, Consejo Provisorio y AUF), algo digno de aplaudir realmente.

Tampoco queremos decirles nada de que la máxima cantidad de títulos conseguidos al hilo son 5, algo que el albaje logro tan solo una vez y el aurinegro en dos oportunidades, dejando claras secuelas en la parcialidad tricolor.

El Historial de Campeones

Si nos metemos de lleno en el historial, encontramos que Peñarol se mantuvo a la cabeza en los primeros años de historia del fútbol, ganando el único título disputado en el Siglo XIX y el primero en el Siglo XX.

Nacional lograría encabezar la lista de campeones recién en 1917, compartiría la punta con Peñarol en 1918 y finalmente alternaría liderazgo en solitario y compartido (con Peñarol) hasta 1932, cuando Peñarol vuelve a liderar en solitario.

Posteriormente vienen años de dominio aurinegro y plumífero compartido, hasta el quiebre definitivo de la historia en 1961. Y no, no hablamos del bicampeonato de Copa Libertadores o de la primera Intercontinental traída para Sudamérica ganándole 5-0 al campeón europeo (nunca al segundo). Hablamos de Uruguayos, y tenemos que decir que en 1961 el Padre del Fútbol Uruguayo llegó a la cima y ahí se mantuvo hasta hoy. En el medio hay un momento donde Nacional logra igualar la marca de títulos aurinegros (1972) pero les duró sólo esa temporada. Lógicamente hablamos del empate, ya que por arriba no estuvieron nunca más.

La última vez que Nacional logro dominar la estadística de campeones fue en 1959, en 1960 Peñarol empata dicha marca y en 1961 la eleva. Ya pasaron 60 años, y varias generaciones que nacieron a la sombra de Papá Peñarol.

DesdeHastaDominioAños
19001903Peñarol3
19031905Empate2
19051916Peñarol11
19161917Empate1
19171918Nacional1
19181919Empate1
19191929Nacional10
19291932Empate3
19321933Peñarol1
19331934Empate1
19341935Nacional1
19351936Empate1
19361941Peñarol5
19411942Empate1
19421945Nacional3
19451946Empate1
19461954Nacional8
19541955Empate1
19551960Nacional5
19601961Empate1
19611972Peñarol11
19721973Empate1
19732019Peñarol46

A lo largo de la historia, y teniendo en cuenta cada temporada al finalizar el torneo y conocer el campeón, la estadística quedaría así:

DominioAños
Peñarol77
Nacional28
Empate14
Total119

En el medio de todo el análisis, vale la pena hacer una salvedad. Al finalizar la temporada 1914, el viejo River Plate (que no es el actual), había logrado su cuarto título de Campeón Uruguayo (1908, 1910, 1913 y 1914), y quedaba segundo en la estadística, atrás de Peñarol (5 títulos) pero por encima de Nacional que tenía apenas 3 (1902, 1903 y 1912). Quieren ser más grande que nosotros “en toda la historia” y estuvieron por debajo de River Plate…

Aún en su mundo de fantasías…

No por hacer este análisis estaríamos reconociendo alguna postura psicótica de las presentadas por Nacional, pero por una cuestión de respeto, la tendremos en cuenta. Si tomamos la palabra de Nacional como real y verdadera (algo que ya ha quedado demostrado no ser así), hoy el club de La Blanqueada superaría a Peñarol en apenas dos títulos, pero teniendo la ventaja de haber jugado 15 campeonatos más (según el CNdeF, Peñarol no compitió contra Nacional por el título desde 1901 a 1913 incluido; no pudo terminar el Campeonato de 1922, donde era vigente campeón y puntero; y no participó en los Uruguayos de AUF de 1923 y 1924).

Para equilibrar esta balanza, correspondería hacer el siguiente análisis: títulos ganados en competencias donde ambos hayan participado. Usamos los parámetros que inventa Nacional y excluimos títulos anteriores a 1913 (salen ganando porque ellos no sabían ni que era una pelota), y todos los campeonatos en la época del Cisma. Como es de esperar, una vez más la historia favorece al club Decano, aún usando los datos que maneja el equipo parquense. Peñarol tendría 45 títulos y Nacional 41

Dibujen, inventen, enchastren, mientan, hagan lo que quieran. La Paternidad es muy grande y resiste cualquier parámetro.

@PenarolPapa