El bicampeonato de 1953-1954

Muchas veces olvidadas, las campañas de 1953 y 1954 merecen una mención especial. En estos dos años, Peñarol instauró una fuerte hegemonía en el fútbol uruguayo.

Temporada 1953

La temporada comenzó sin poder obtener el clásico torneo Cuadrangular, sin embargo, una vez comenzado el Torneo Competencia, Peñarol parecía acomodarse y encontrar el equipo.

Llegado el clásico, jugado el 26 de julio, la prensa era unánime al declarar a Nacional como favorito para la victoria. Sin embargo, el festejo fue todo de Peñarol, que derrotó a Nacional 4-3 en un partido sumamente dramático.

Apenas tres días más tarde, Peñarol derrotaba 1-0 a Fluminense en su reducto de Parque Laranjeiras, en el aniversario número 51 de la institución brasileña.

Dos días después, Peñarol vencía 3-1 a Wanderers y culminaba su participación en el Torneo Competencia, como campeón y habiendo ganado 8 partidos, empatado dos y perdido uno.

El 6 se setiembre dio inició el Campeonato Uruguayo y el tradicional Torneo de Honor, al finalizar la primera rueda.

Peñarol llegó al clásico del 25 de octubre habiendo ganado 6 partidos y empatado uno. El clásico fue un paseo, dejando registrado el primer 5 a 0 de la historia (no sería el ultimo), en un partido donde a los 22′ Peñarol ya ganaba 4-0 y le ofrecía piedad a su tradicional rival. Ese día el Decano se llevó la victoria y se coronó campeón del Torneo de Honor por quinto año consecutivo. Es recordada la histórica imagen de Obdulio Varela, el máximo símbolo del fútbol uruguayo, cargado en andas por la hinchada de Peñarol después de la aplastante victoria clásica.

Finalmente, Peñarol se consagró Campeón Uruguayo con 32 puntos, siete más que el segundo, Nacional.

Temporada 1954

En 1954 Peñarol se mantendría como el mejor equipo del país, y volvería a ser la base de la selección uruguaya mundialista de aquel año.

La temporada empezó con la tradicional Copa Montevideo, un nuevo torneo amistoso internacional. Con puntaje perfecto y 31 goles a favor contra tan solo 6 en contra, el Decano se quedó con el hermoso trofeo.

Los rivales que quedaron por el camino fueron: el paraguayo Sportivo Luqueño (6-0), Alianza Lima de Perú (8-3), el Rapid de Viena (5-0), Norrkoping de Suecia (2-1), el América de Brasil (4-0), Fluminense (3-0) y por último el clásico contra Nacional (2-0).

El 1° de mayo inició la actividad oficial de la Temporada 1954, con una nueva edición del Campeonato Competencia, aquel que habíamos ganado el año anterior y pretendíamos retener esta temporada. Sin embargo, este torneo tuvo dos particularidades: una es el nombre y la otra, la participación insólita del Deportivo la Coruña en un campeonato oficial local, organizado por la Asociación Uruguaya de Fútbol. La edición de 1954, se registra en la historia como “Torneo de Campeones Sudamericanos Juveniles”.

La campaña del aurinegro indica que fuimos campeones jugando 10 partidos, de los que ganamos cinco (incluido el clásico, 3-2, de atrás), empatamos cuatro (2-2 contra los españoles del Deportivo de La Coruña) y perdimos uno.

En este particular torneo, en el partido del 25 de julio contra River Plate, se despidió para siempre de nuestro fútbol el eterno Juan Alberto Schiaffino, probablemente el mejor jugador en la historia del fútbol uruguayo. El histórico numero 10 se despidió de su gente con un contundente 6-1 frente a los darseneros.

Con el Competencia en el bolsillo, Peñarol se dispuso a encarar el Torneo Cuadrangular contra Rampla, River y Nacional. Se perdió contra los dos primeros  pero el 29 de agosto, se obtuvo otra humillante victoria ante Nacional: 4-0. Era la tercera victoria clásica consecutiva, y la quinta en los últimos 6 partidos, donde se incluían dos goleadas, 5-0 y 4-0, una remontada y una vuelta olímpica.

En setiembre empezó el Campeonato Uruguayo, y Peñarol logró retener el título de forma invicta, cerrando un espectacular bicampeonato.

La campaña del Decano constó de 18 partidos, de los que ganaría 14 y empataría los cuatro restantes, terminando 8 puntos arriba del segundo, Danubio; y 10 puntos por encima de Nacional.

El clásico de la primera rueda terminó empatado a un gol, y Peñarol llegó al de la Segunda con el campeonato abrochado. Sin embargo, para que la fiesta sea completa había que ganar el clásico. Y así fue, el 2 de enero de 1955, Peñarol y Nacional jugaban su partido por la Copa Uruguaya de 1954.

El partido parecía irse con un nuevo empate, esta vez sin goles, hasta que en el minuto 89 y a través de una falta técnica, Galván convirtió el único gol del partido y le dio la victoria al aurinegro.

El 9/1 se jugó, por cumplir, el último partido ante Cerro y se ganó 4-1, cerrando un excelente bienio deportivo.

Los números

Desde el comienzo del Torneo Competencia 1953 (5-3 a Central) hasta el último partido del Uruguayo 54 (4-1 a Cerro), Peñarol ganó 5 Torneos oficiales: Uruguayo 53 y 54 (invicto), Competencia 1953 y 1954, y Torneo de Honor 1953.

Jugó un total de 60 partidos oficiales, de los que se ganaron 43, se empataron 12 y se perdieron solo 5.

En materia clásica, la historia muestra que se jugaron 8 partidos, registrándose 6 victorias, un empate y una derrota.

Es imposible no destacar las goleadas por 5-0 y 4-0, la remontada 3-2 en 1954 o la agónica victoria clásica de la Segunda Rueda del Uruguayo 1954.

Escrita por: @PenarolPapa