De principio a fin

Por la tercera fecha del Torneo Intermedio 2020, Peñarol venció a Deportivo Maldonado en el Campeón del Siglo por 4 a 1. Los goles fueron convertidos por David Terans, Matías Britos en dos oportunidades y el restante en contra.

Peñarol formó con: Kevin Dawson: Giovanni González, Fabricio Formiliano, Gary Kagelmacher, Joaquín Piquerez; Jesús Trindade, Cristian Rodríguez; Christian Bravo, David Terans, Facundo Torres; Matías Britos.

Suplentes: Thiago Cardozo, Juan Acosta, Robert Herrera, Rodrigo Abascal, Krisztian Vadocz, Agustín Álvarez Wallace, Xisco Jiménez, Fabián Estoyanoff, Agustín Álvarez Martínez y Luis Acevedo.

DT: Mario Saralegui

Domingo por la tarde en el Campeón del Siglo, Peñarol recibió a Deportivo Maldonado en un partido que tuvo un arranque movido. Ya en el primer minuto de juego, ganó en velocidad Facundo Torres por afuera y levantó un centro atrás para Matías Britos que erró en la definición tras quedar mano a mano con el golero.

Al segundo minuto, Cristian Rodríguez giró con la pelota y metió un pase picándola para David Terans que quedó mano a mano con el ex Peñarol, Danilo Lerda y definió por arriba, golazo de arranque.

Diez minutos más tarde llegó la primera del rival, Facundo Batista le ganó a los dos zagueros aurinegros, primero anticipó a Fabricio Formiliano por arriba y después le hicieron una pared a Gary Kagelmacher y definió cara a cara con Kevin Dawson que tapó muy bien el remate cruzado abajo.

En la siguiente Kagelmacher salvó casi en la línea lo que era el empate, tras otro remate de Batista, que era el que más complicaba. Por momentos durante estos minutos, la pelota era del rival que superaba la presión carbonera.

Peñarol cedía el balón al rival para salir con transiciones rápidas, con los cuatro de arriba más los laterales que se sumaban al ataque, pero el equipo de Maldonado se acercaba con mucho peligro al área aurinegra e incomodaba a los dirigidos por Saralegui.

A los 22’ y tras una falla defensiva, Britos la luchó, como todo el partido, y gracias a su presión le robó la pelota al zaguero rival y quedó con el arco libre para definir. Tras un regalo del rival el partido se ponía 2 a 0.

En la jugada previa al segundo gol de Peñarol, Cristian Rodríguez pidió el cambio y fue sustituido, en su lugar ingresó Agustín Álvarez Wallace.

Pasada la media hora de juego Britos jugó al vacío para Torres que le ganó nuevamente a su defensor que terminó agarrándolo, amarilla que pudo ser un poco más cuando el Cuervo se iba de cara al arco contra el arquero rival.

A los 37’ de la primera mitad, se fue expulsado Marcelo Estigarribia tras una pelota dividida en la cual fue al piso con la suela levantada.

Cinco minutos más tarde lo tuvo nuevamente Peñarol, Gary robó una pelota en el medio de la cancha y asistió en profundidad a Torres que ganó como toda la noche en su mano a mano frente a Agustín Sant’Anna y definió picando la pelota por encima del golero, la cual impactó en el travesaño; el rebote le quedó a Terans que asistió a Britos y Lerda se lució tapando el remate, pero dando otro rebote que le quedó a Piquerez de volea, el cual pasó rozando el palo izquierdo del rival.

Para el segundo tiempo ambos equipos salieron sin cambios, una segunda mitad que no tuvo un arranque tan intenso como la primera, pero que tan solo a los 12’ minutos ya llegaría otro gol para Peñarol.

Tras un pase filtrado de Terans que no llegó a destino, el rebote le quedó a Britos que definió por arriba del golero sorprendiéndolo mal parado. Luego del gol ingresó Agustín Álvarez Martínez por David Terans.

A los pocos minutos se realizaría un triple cambio: Rodrigo Abascal, Fabián Estoyanoff y Krisztián Vadócz ingresaron por Gary Kagelmacher, Christian Bravo y Jesús Trindade respectivamente.

Con el pasar de los minutos y los cambios la intensidsd del partido fue bajando.

A los 68’ minutos de juego Sant’Anna cruzó una pelota para Batista que la agarró de volea y definió cruzado de muy buena manera, un gol que no se adecuaba a un partido que se había vuelto chato.

A pesar del descuento Peñarol se sentía cómodo con el partido y seguía generando principalmente por las bandas.

Lo tuvo en dos oportunidades el “Canario” Álvarez, quedando mano a mano tras asistencias de Piquerez y Torres pero en ambas se encontraba fuera de juego.

En la última del partido, nuevamente Álvarez Martínez tuvo la chance, la hizo muy bien y cuando envió el centro rastrero para Britos, el defensor rival Nicolás Olivera se metió el balón en su propio arco. 4 – 1.

Victoria de principio a fin, con goleada incluida del conjunto dirigido por Mario Saralegui que dominó el encuentro y tuvo la cuota de gol que venía faltando en los últimos partidos.