Crónicas de viaje: Un paraíso arqueológico (III)

reconocimiento-estadio-corona (15)Día 4: El lunes comenzó con una sensación especial, ya que se acercaba el partido y en pocas horas íbamos a estar en Torreón para cumplir con nuestro Peñarol. Después de desayunar intentamos hacer las últimas compras, pero las tiendas abren (en su mayoría) después de las 10:30, por lo que nos fue imposible. Pasamos por las oficinas de la aerolínea para hacer los check in y con todo en orden, volvimos al hotel para levantar las valijas y esperar el taxi que nos llevaría al aeropuerto. Con bastante antelación llegamos al aeropuerto, porque éste era el vuelo fundamental, el que no podíamos perder.

Las turbulencias en medio del viaje no pasaron a mayores y sobre las 15:30 llegamos a Torreón. Esta ciudad del norte de México integra el Estado de Coahuila y tiene una población que supera los 600 mil habitantes. Hay mucha actividad metalúrgica, química, agrícola y de la industria textil.

Ya instalados en el hotel y luego de encontrarnos con la grata sorpresa de que había dos hinchas más de Peñarol, fuimos en busca de comida ya que desde el desayuno no habíamos podido comer nada. Matías, uno de ellos, está estudiando de intercambio en Estados Unidos y se vino para el partido.

A las seis de la tarde salimos junto al ómnibus de los jugadores en una caravana fuertemente custodiada por policías que en su mayoría tenían la cara tapada. La nota diferente la dieron los policías que se destaparon sus caras para poder sacarse una foto con el Japo Rodríguez.

Llegamos al Estadio y tanto jugadores como periodistas e hinchas, bajamos en la puerta del vestuario visitante (debajo de las tribunas del Estadio). Mientras los jugadores se cambiaban, el resto ingresamos a la tribuna. Quedamos realmente impresionados con el Estadio. No es un estadio grande, pero sí muy moderno, y cuenta con la particularidad de que venden cerveza durante el partido, ya que el mismo es sponsoreado por la empresa Corona. Apreciamos también que los palcos cuentan con nombres de jugadores, siendo uno de ellos Christian “Chucho” Benítez, ex futbolista ecuatoriano del Santos Laguna fallecido hace poco tiempo. También hay uno que uno se llama Jared Borgetti, ex jugador del club y de la selección mexicana.

reconocimiento-estadio-corona (17)Del entrenamiento hay poco para decir, más que nada fueron actividades físicas y recreativas. Lo más rescatable fueron varios minutos de Antonio Pacheco y Jonathan Sandoval levantando centros (el primero corner y el segundo centros en carrera), mientras que Darío Rodríguez y Gabriel Leyes entraban a cabecear. Estuvo presente Ribair Rodríguez en la práctica, y conversó y tomó mate con varios futbolistas.

Luego del entrenamiento volvimos al hotel y tomamos algunas cervezas en el bar, para después acostarnos a dormir sin otra cosa en la cabeza que el tan ansiado triunfo de hoy.

Desde México leemos los comentarios que dejan en las crónicas, y nos da satisfacción de que las estén disfrutando. Abrazo para todos.