Crónica de viaje: Cali (I)

avion-cronica

Antes del mediodía de Cali, padreydecano.com ya estaba en la cálida ciudad colombiana con un solo objetivo; cubrir todo lo que suceda alrededor de la delegación aurinegra.

En el hotel de Cochabamba, disfrutando de unos tragos con Gonzalo, Tuki, Nicky, Leonel y toda la banda que habitualmente deja la vida por seguir a Peñarol, surgía en el horizonte la posibilidad de jugar ante Deportivo Cali por la Copa Sudamericana. Luego de la estupenda goleada ante los bolivianos, tocaban los siempre difíciles caleños. En un esfuerzo típico de los hinchas del Decano, el viernes sobre la hora salió la emisión del pasaporte y el boleto a una nueva ilusión de copa.

Partimos 1:30 AM del Aeropuerto Internacional de Carrasco. En cuanto se escuchó la voz que llamaba al abordaje, alguien exclamó “Peñarol noma”, indicando que un viaje es diferente si es por seguir al conjunto de las once estrellas.

Llegamos a Panamá a la hora 7:00 AM y luego de dar unas vueltas por el Free Shop, sentimos una voz; “Ay uruguaio”, era un peruano con esa inconfundible pronunciación de “i”, en el “y”. Era un pibe de 20 años con la camiseta de Universitario, el equipo crema. Estaba junto a otros muchachos con casacas de ese popular club. Al consultarle cómo sabía que este cronista es charrúa, el botija dijo “vi la camiseta amarilla y negra que salía de tu valija”. El tipo contó que ve todos los partidos del fútbol internacional y lo que más le extraña es la hinchada de Peñarol. Conocedor de las hazañas de su compatriota, Juan Joya, en el conjunto mirasol, también nos explicó que se sintió conmovido por la hinchada del Manya en la Copa Libertadores 2011.

Peñarol sigue siendo uno de las instituciones con más tradición y reconocimiento en América. Luego de tomar el siguiente vuelo y llegar a Cali, tuvimos tiempo de recorrer parte de la ciudad, es que la delegación aurinegra llegará más de 7 horas después que el enviado.

Todavía sin clima de partido de copa, producto de que aún están frescas las repercusiones del encuentro en que Deportivo Cali superó 2-0 a Fortaleza y se trepó a lo más alto de la punta de la Liga Postobon. La interacción con los parciales locales nos dejó dos sensaciones. La primera es que se saben favoritos, conocen su poderío y cuentan con un buen resultado en el choque de ida. La segunda es que respetan al club carbonero, por historia y por características del futbolista uruguayo. Conocen a Pablo Migliore, Darío Rodríguez, Antonio Pacheco y Marcelo Zalayeta.

Pero principalmente saben que a los manyas no hay que darlos por muertos. Por tradición, capacidad futbolística y por la gloria obtenida en más de 1000 batallas donde los aurinegros demostraron, que nunca se han rendido.