Bengoechea: “Ojalá se pueda planificar y el club tenga tranquilidad dirigencial en las próximas temporadas”

Pablo Bengoechea, símbolo del Quinquenio de Oro e ídolo de toda una generación aurinegra, habló en el programa “Fútbol a lo Peñarol” de radio 1010 am.

Actualidad: “Desde el inicio de la pandemia estamos en Montevideo, cuidándonos y aprovechando para convivir con la familia después de estar un tiempo afuera”.

Partido ante Cerro: “Estuve conectado por un tiempo porque tenía otra actividad. Estoy feliz que los futbolistas puedan volver a entrenar y hacer lo que les gusta, que es jugar al fútbol. Notarse se nota la inactividad, lo vimos antes en Europa. Al futbolista le tocó algo que nunca le había pasado, que es estar tanto tiempo sin jugar al fútbol. No hay dudas que lo van a superar y que todos los equipos lo van a notar de la misma forma, todos por igual”.

Federico Valverde: “Me da muchísima alegría. Lo conocimos desde muy pequeño a él y a toda su generación, que era una gran camada de futbolistas. Federico no hay ninguna duda que está cumpliendo lo que todos esperábamos de él y lo que pensamos que podía llegar a ser. Es un jugador distinto a su edad en todo lo que hace. Muchísima alegría de verlo triunfar a él y a otros de su generación, como a Diego Rossi que hizo 4 goles en el clásico”.

Juveniles: “La paciencia al juvenil va de la mano al momento de la institución. Aquellos chicos que subieron en 2015 a entrenar al primer equipo, ese año Peñarol venía de no ser campeón, eso influye en cómo va el hincha al estadio, que va ansioso de ver a su equipo ganar y ser campeón. La camada de Valverde tuvo algo muy bueno que fue los jugadores de experiencia en el plantel principal, yo le preguntaba siempre a los chicos qué sentían, porque se cambiaban en el vestuario con Zalayeta, Pacheco, con el hormiga Váldez. Después vino Guillermo Rodríguez, gente de mucha experiencia con una gran trayectoria, y al semestre siguiente llegó Forlán. Más allá de lo que los entrenadores de turno le podamos manifestar a los jóvenes cuando empiezan una carrera, que ellos tengan compañeros de gran carrera, me parece fundamental. Eso los ayudó a sentirse cómodos en Los Aromos, a hablar y a entender lo que es ser un jugador de fútbol. El hincha de Peñarol es contemplativo con el jugador que sale del club, suele tener paciencia. Pero a veces el hincha no tiene paciencia con el equipo, entonces de rebote al joven le llega esa presión u obligación de estar ganando a los 5 minutos. Va de la mano con el momento de la institución; si viene de ser campeón es mucho más sencillo debutar en Peñarol que si viene de perder un campeonato, La exigencia para el equipo es muy grande. Yo a Valverde le pedía disculpas todos los fines de semana por no ponerlo, pero lo conocí cuando tenía 16 años y dije que el día siguiente que cumpla 17 me iba a animar a ponerlo y no era un tema de condiciones, porque él merecía jugar, sino que el momento del club no era el apropiado, había mucha urgencia para salir campeón. Yo vengo de trabajar en Perú donde hay una bolsa de minutos que hay que cumplir con futbolistas jóvenes, estás obligado a ponerlos. Yo intentaba siempre ponerlo cuando estaba convencido de que el chico podía rendir, y no perjudicarlo en la carrera. Si uno pone a un chico que todavía no está listo para jugar, le hace daño. Hay que medir su forma de jugar, su capacidad técnica y medir mucho lo humano para ver si el chico está pronto para jugar, principalmente en Peñarol, que la camiseta tiene mucha historia. Es muy lindo llevar la camiseta de Peñarol, pero hay que estar preparado para ponérsela”.

Familia: “Con todo este tema, uno no sabe cómo va a ser la profesión en el futuro. Lo que tengo pensado por este año es estar acá en Uruguay, disfrutar de las cosas que uno se pierde por estar trabajando fuera del país y ver qué ocurre en enero”.

Partida de Peñarol: “Para mí fue un momento muy triste de vivir, no estaba preparado para esa situación. Llegué a Los Aromos para empezar el entrenamiento y ahí me encontré con el informe de que no iba a seguir siendo el entrenador. Con lo que hizo Marcelo (Zalayeta), siempre siento mucha tristeza porque creo que él merecía otro final en su carrera, no era el final que él se merecía. Ni por la trayectoria que tenía en ese momento ni porque se estaba preparado en gran forma para intentar jugar una gran Libertadores, que estábamos a un mes de jugarla y él soñaba con esa copa. No fue el final que se merecía. Teníamos relación de compañeros, él llegó a Peñarol en el 97 y nos ayudó muchísimo en ese año. Lo vi una o dos veces luego de ese desenlace en 2016”.

Diego Forlán: “En enero cuando asumió hablé con él y lo vi muy entusiasmado, muy contento. No hay ninguna duda que es una gran oportunidad para él, para ya iniciar como entrenador en un equipo donde va a ser exigido permanentemente, donde su actuación como entrenador se mide con el resultado del fin de semana, eso lo genera los equipos grandes. Yo lo vi muy bien, lo conocí hace muchos años y tuve la suerte de trabajar con él en 2015 cuando vino a jugar. Muchacho excepcional con muchísima capacidad para trabajar en fútbol. Estoy deseoso de que le vaya muy bien, de que pueda lograr en nuestro querido Peñarol todo lo que se imagina”.

Ofertas: “Desde que me vine en marzo están todos los mercados quietos. Ya que llegamos a julio tengo el deseo de quedarme en Uruguay hasta enero, pero nunca es una decisión totalmente tomada. No sabemos qué va a ocurrir, no sabemos qué va a pasar con los viajes. En ese sentido, nuestro fútbol tiene una gran ventaja porque no necesitamos volar para jugar el campeonato. Aparte por suerte se ha hecho todo muy bien acá, si bien en estas últimas horas estamos preocupados por la situación en Montevideo, creo que el uruguayo lo ha llevado bien y tuvo cuidado cuando había que tener. Creo que se han hecho bien las cosas y por eso tenemos una cercana fecha para el reinicio del campeonato. No se cómo funcionará todo con el reinicio de la Libertadores, con el tema de los aeropuertos. No me imagino con esta situación volviendo a un campeonato a nivel continental, veremos qué sucede. Tengo familia todavía en Rivera, como mi madre. Respetan los cuidados que nos dicen las personas que entienden el asunto, las medidas me parecen muy buenas y hay que seguir cuidándose”.

Elecciones: “Siempre que he estado en Montevideo voté sin problema. Yo siempre hablo con gente de Peñarol, es una de las pasiones que uno tiene y el deseo de que a Peñarol le vaya de la mejor manera. Ojalá se pueda planificar bien y el club tenga tranquilidad dirigencial en las próximas temporadas. Ojalá el club esté bien porque eso ayuda a que el equipo y los futbolistas puedan rendir de mejor manera. Ojalá haya un gran ida y vuelta entre el club y los dirigentes. Uno puede hablar de lo que conoce del club y del deseo, mi deseo es que los futbolistas se lleven bien con los dirigentes y que los acuerdos se cumplan. A mi me gusta que Peñarol esté tranquilo. En estos años hablé por amistad pero no por ofrecimientos. No tengo ni idea sobre si aceptaría cargos. Cuando tengo la oportunidad de hablar con alguien de Peñarol, le digo que piense mucho en la institución. Nosotros que estamos afuera lo que queremos es que se hable de Peñarol, que se alejen los egos personales y que se centre en la institución. Tenemos que hacer que los jugadores se sientan cómodos para que rindan los fines de semana. Yo deseo que a Forlán le vaya de maravilla, en este momento Peñarol tiene entrenador y yo soy el hincha número uno de Diego y de todos los futbolistas, como lo fui siempre de todos los técnicos. Siempre intento comunicarme con ellos, darles el apoyo que sea necesario. Uno ya pasó por ahí”.

[frtucce]