Banderas: Un Sentimiento Inexplicable

Inauguramos una nueva sección dentro de las entrevistas Padre y Decano con los realizadores de los trapos que partido a partido lucen en las canchas donde juega Peñarol. En esta primera edición presentamos la entrevista realizada a Fernando Díaz, dueño de Un Sentimiento Inexplicable, uno de los trapos con más años de tribuna y con más viajes. Más de 20 años siguiendo y alentando a Peñarol por toda América.

PYD: Fernando, antes de hablar del trapo y del grupo, contanos el parentesco que tenés con una gloria del club.
F: Sí, mi viejo jugó en Peñarol de zaguero, mi viejo es Nelson Díaz, jugó al lado del gran Tito Goncálvez y es un campeón de América y del Mundo con la gloriosa de Peñarol. Es un orgullo tener un padre que vistió la gloriosa y ganó tanto, cosas tan importantes para Peñarol.

¿En qué año arrancaste a ir a la cancha?, ¿quién te llevaba?
Arranqué a ir en 1989 con mi hermano que tiene 6 años más que yo. Mi hermano lleva el nombre de mi viejo también, Nelson.

¿Cuándo nace la idea de hacer una bandera?
La idea salió entre mi hermano y yo. Cuando mi hermano tenía 23 años y yo 17, se nos ocurrió hacer una bandera de Peñarol. Era una época que no había muchas banderas; había sí banderas sin frases como la institucional y alguna de la Barra Ámsterdam, como la que decía “Club Atlético Peñarol Pentacampeón de América y Tricampeón del Mundo – Barra Ámsterdam”.

¿Quién la diseñó?, ¿a quién se le ocurrió la frase?, ¿quién la hizo?
Mi hermano es el autor de la frase y el diseño de la bandera . Compramos la tela y mi vieja la cosió; luego la pintamos juntos.

¿Se acuerdan cuánto les salió?
Imposible, me acuerdo dónde compramos la tela. La compramos en una casa de deportes que quedaba en la calle Arenal Grande, creo que la casa de deportes sigue existiendo hoy en día.

¿En qué partido inauguraron la bandera?, ¿cuántos años tiene el trapo?
No recuerdo bien qué partido fue, pero sí recuerdo el año, fue en 1991, en la época que arrancó de técnico Cesar Luis Menotti e íbamos al Talud Colombes. Como no tenemos la fecha exacta tomamos como fecha de nacimiento el año 1990.

¿Cómo nace y quiénes componen el grupo de Sentimiento Inexplicable?
El grupo nace por la bandera, o por lo menos fue uno de los motivos de unir amigos de la cancha que hoy en día son hermanos de la vida. Ya en 1991 éramos varios y viajamos juntos, y de a poco se fue sumando gente. En principio la mayoría eran del barrio del Cerrito de la Victoria. Lo resaltable es que hoy en día compartimos una gran amistad y nos juntamos hasta con nuestras familias, porque Peñarol es familia, eso no tiene precio.

¿Qué sienten por la bandera?, ¿qué representa el trapo para el grupo?
La bandera para nosotros es la vida. Son 20 años llevándola y cuidándola con la vida si es necesario. Alguna vez faltó por culpa de “la gorra” por llegar tarde, pero siempre estuvo presente en estos 20 años. Para el grupo es el estandarte y lo que representa Peñarol para nosotros, Un Sentimiento Inexplicable.

¿Qué pensás del alambrado carbonero en general?
Es lo mejor de todo sin dudas. En todas las canchas donde juegue Peñarol siempre hay algún trapo de los seguidores, y son trapos con años de cancha. En otras hinchadas no se ve eso, cambian mucho el alambrado mostrando que son como una moda.

¿Qué otras banderas te gustan o te representan?
“Hasta que la muerte nos separe”, no está yendo más pero esa bandera expresa lo que sentimos. Otra que recuerdo mucho es la de “Luzbelito”, infaltable era. De las más actuales hay muchas con muy buenas frases, difícil nombrar a todas. Sin dudas que no hay que olvidarse del estandarte “Barra Ámsterdam” que es la mejor del fútbol uruguayo sobre todo por el diseño y los dibujos.

¿Cómo vivieron esta Copa Libertadores 2011?
Lo vivimos a full porque estuvimos en todos los partidos menos Quito contra Liga; vivimos 13 de 14 partidos. No es fácil viajar como se viajó, pero se pidió préstamo y se consiguió la plata como sea para estar presentes en todas las canchas alentando y copando como lo hizo Peñarol. Dejamos en alto lo que es la mejor hinchada, todos quedaron de cara. Después sentimos como todo el mundo una emoción bárbara de vivir lo que vivimos y una bronca por no llevarnos la sexta, pero ya va a venir y ahí vamos a estar presentes.

¿A qué otras canchas del exterior fue la bandera?
Fue a Huracán (Argentina ), San Lorenzo (Argentina ), Gremio (Brasil), Racing de Avellaneda (Argentina), Independiente de Avellaneda (Argentina), River Plate (Argentina), Godoy Cruz (Argentina ), Estudiantes de la Plata (Argentina), Vélez Sarsfield (Argentina), Internacional de Porto Alegre (Brasil), Santos (Brasil), Universidad Católica (Chile) y Cerro Porteño (Paraguay). En algunas de estas canchas estuvo presente más de una vez como Vélez, San Lorenzo e Independiente.

¿Después de estos 20 años pensaron alguna vez en renovarla?
Sí, ya hicimos una nueva que también dice “Sentimiento Inexplicable” y dice “1991 – 2011”, pero casi no la llevamos porque no nos podemos desprender de la vieja bandera que tiene 20 años a pesar de estar muy deteriorada.

¿La bandera tiene un lugar fijo en la tribuna?
Sí, en la boca de entrada que se ubica al lado de la hinchada para la Olímpica. Al principio íbamos al Talud Colombes (habilitaban un solo Talud y siempre el opuesto a la Ámsterdam así la gente no se colaba para la tribuna).

Anécdotas que más recuerdes con la bandera.
Una vez en la cancha de Danubio la policía nos quiso robar la bandera, luego de un bardo gigante que se armó y terminamos a los forcejeos y algún golpe que otro, pero la defendimos a muerte y no pudieron quedársela.

Han tenido la suerte de seguir a Peñarol por más de 20 años, ¿qué grandes cambios han visto desde los comienzos de ir a la tribuna con amigos hasta el día de hoy?
Cambió todo, desde la ubicación de la hinchada hasta la cantidad de banderas. Algunas cosas cambiaron para bien y otras para mal. Para bien cambiaron las canciones y los recibimientos. Para mal cambiaron algunos hinchas que frecuentan la cancha y no respetan nada, pendejos que no respetan ni los colores. Pero sabemos que es un problema social, no de una tribuna. Antes había mucho respeto sobre todo por la gente con años de cancha. Antes en un muro no se subía nadie que no fuera referente por ejemplo, y hoy en día se sube cualquiera para figurar y nadie los conoce. La gente que se paraba en los muros era gente grande y referente, ahora se viene mejorando pero se perdió un poco de los referentes en los muros.

Etiquetas: