Feliz año 2012 Carboneros

Se nos va un año difícil de poder definir con un adjetivo. Son muchos sentimientos encontrados que hacen que no encontremos una palabra exacta para decir cómo fue este 2011.

Por un lado, tuvimos la oportunidad de vibrar con la Copa Libertadores e ilusionarnos partido tras partido en busca del sueño de la sexta. También vimos transformar metros y metros de tela en la bandera más grande del mundo y el éxito taquillero de Manyas: La Película. Otros éxitos están a nivel social, con la llegada del socio 50.000 de la mano de Panchito y la gran participación y actividad que tuvieron las Peñas.

Por otro lado, lamentablemente en lo deportivo no fue un buen año. Si bien llegamos a la final de la Copa Libertadores, el saldo final es sin títulos. No ganamos la Copa, pero nadie nos va a borrar los momentos vividos durante ella. A nivel de hinchada, fue un grandísimo año para nosotros.

En lo personal, para nosotros fue un gran año ya que luego de meses y meses de trabajo y planificación, pudimos poner a Padre y Decano online el 28 de setiembre, y a partir de ahora cumplir años el mismo día que nuestro querido Peñarol.

Todavía faltan muchas cosas por hacer. Hay muchas ideas flotando en la estratósfera mental de estos locos que conforman el staff de Padre y Decano, y de a poco iremos poniéndolas en práctica. Para el 2012 proponemos seguir en la misma línea que venimos haciéndolo, informando, opinando en columnas, oponiéndonos a los falsos argumentos, y por sobre todas las cosas, sintiendo y respirando mucho Peñarol.

Para este 2012 tenemos varios desafíos. Padre y Decano no descansa, porque el 13 de enero ya tendremos el primer clásico del año y nuestra mira ya está puesta en el 26 de enero ante Caracas; también el Torneo Preparación en el interior del país, y la definición del Campeonato Uruguayo.

Por un 2012 lleno de éxitos,

Saludos del Staff de Padre y Decano