“No aparecés en el padrón”

Los problemas de la venta de entradas son un “clásico dentro del clásico”. Ahora, el llegar a la ventanilla de la boletería no te asegura que te puedas volver a tu casa con el preciado trofeo: el ingreso al máximo escenario deportivo. Antes criticábamos la falta de organización en las ventas realizadas en el Estadio Centenario, o más atrás aún, en el Palacio Peñarol, pero luego de forcejear con mil tipos más, una vez que llegabas a la ventanilla, sabías que tenías tu entrada. Ahora no tenemos esa garantía.

A las 4 de la tarde estaba estipulado el comienzo del canjeo, y aparentemente en todos los locales pudo comenzar a esa hora. Sin embargo, esta vez el problema fue otro. Varios socios se fueron del local Abitab luego de escuchar la frase más dicha en el día de ayer: “no aparecés en el padrón”.

El club le entrega a Abitab un padrón “actualizado” de socios en la previa a la venta. Técnicamente, puede pasar que si las personas que pagan mensualmente en el local de cobranza lo hacen muy sobre la fecha, demoren en quedar ingresados en el padrón actual. Pero el hecho es que muchas personas que pagan por débito automático o incluso semestralidad o anualidad NO ESTABAN EN EL PADRÓN. Sí sí, así como lo lee. ¿A quién recaen estas responsabilidades? Si el socio en conflicto iba hasta el Palacio, se lo solucionaban en un instante y podía volver al Abitab y sacar su entrada. Claro está que si se trata de un socio del interior, esta escapada evidentemente no la puede hacer.

Una de las obligaciones y responsabilidades del club debe ser cuidar a los socios que ya tiene, además de fomentar y buscar más asociados. Uno entiende que es una comodidad el hecho de poder sacar una entrada adicional, pero hoy se quedaron muchas personas sin poder sacar su tribuna Ámsterdam, siendo socios, cuando se supone que el club le da la prioridad a ellos, por encima del público general. Queremos que los hinchas se hagan socios y no brindamos ningún tipo de garantías. Está bien, no es la Ámsterdam el único lugar en el estadio, y no se va a acabar el mundo porque a un clásico tengas que ir a otra tribuna, pero mucha gente la ha adoptado como su lugar, donde tiene su asiento, donde se reúne con su gente, donde mira a su Peñarol.

No puede pasar que un socio al día no figure en el padrón electoral. No puede pasar que un socio no tenga entrada y público general ya la tenga. No puede pasar que cada vez que haya una venta previa surja un problema: o se cae el sistema, o una persona saca entradas con el número de socio de otro, o los socios no figuran en el padrón. La disconformidad de nuestros hinchas es real.

Pero el colmo de los colmos es que hoy los hinchas del tradicional rival ya puedan sacar sus entradas populares. Podemos decir que hinchas de ellos van a tener entradas, mientras que nuestros hinchas no socios tienen que esperar hasta el viernes para poder conseguir su entrada. Un absurdo total. Pareciera como si ellos fueran los locales.

El hincha de Peñarol es por sobre todas las cosas incondicional, y a pesar de estos errores garrafales, no va a dejar del ir al clásico, porque el equipo de sus amores es más fuerte que todo.  Pero ayer se pudo ver durante toda la tarde el malestar en las redes sociales y en decenas de comentarios en nuestra web. Los responsables de esto deben hacer un mea culpa y asumir las responsabilidades del caso. Queremos una venta de entradas seria y responsable, cuidando al SOCIO.