Mes clave

Peñarol define el Torneo Apertura tanto como la Copa Libertadores en partidos contra rivales directos que pueden decidir no solo este semestre sino también el siguiente.

Comenzaremos el mes enfrentando como visitante al conjunto de River Plate por el torneo local, partido para el cual se fijó el Estadio Centenario.

En la misma semana llega otro partido que decidirá el futuro inmediato de Peñarol, cuando reciba al Flamengo, por la última fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores. Partido que de ganar clasificará al conjunto aurinegro a la próxima fase luego de 8 años, de lo contrario y si en el otro partido del grupo se da la lógica y Liga de Quito vence a San José, terminará con Peñarol relegado a la Copa Sudamericana.

Siguiente fin de semana, Peñarol tiene un partido histórico, el primer clásico en el Campeón del Siglo, fijado para el sábado 4/5 a las 15:00 por el momento. Peñarol no puede dejar pasar la oportunidad de ganar el primer partido en la historia como local en su nuevo estadio, mientras que el rival buscará “salvar” su semestre tras su mal arranque en lo local.

La semana siguiente, el carbonero visita al escolta del Torneo Apertura, un Fénix que viene desplegando buen fútbol y parece ser el único que peleará en este semestre con Peñarol localmente. Desde el conjunto albivioleta ya manifestaron intenciones de que el encuentro se dispute en el Parque Capurro, con reducido número de entradas para la hinchada aurinegra.

Posterior a este encuentro bisagra, aparece un rival que en los últimos tiempos ha sido de los que más complicó al Campeón del Siglo, Progreso, que tuvo un gran arranque de torneo y luego bajó su rendimiento, pero que seguramente no será un partido para nada fácil.

Por último, Peñarol cierra su participación en el Torneo Apertura, en la primera semana del mes siguiente, cuando le toque enfrentar a Cerro Largo como visitante, con escenario a confirmar, pero con muchas chances de que el encuentro sea disputado en Estadio Ubilla, de Melo.

Se viene una recta final donde Peñarol tiene por delante el clásico y el partido de copa más importante de los últimos años. Sin descanso y seguido a esto enfrentará en los últimos tres partidos a los tres rivales que le siguen en la tabla de posiciones. Sin duda es una seguidilla que afectará tanto a lo que pase este semestre como a lo que se viene luego del párate por la Copa América. Por la suspensión de encuentros la planificación fue cambiada sobre la marcha, pero los objetivos son los mismos y el carbonero deberá enfrentar con lo mejor que tenga a disposición cada uno de estos partidos que se le vienen.

Agustín Oronoz – Udelar.