Supercopa de Campeones Intercontinentales

El 30 de Diciembre de 1969, nos consagrábamos como campeones de la Supercopa de Campeones Intercontinentales tras derrotar 2 a 1 a Estudiantes de La Plata en aquella ciudad argentina. El torneo tenía la particularidad de que era disputado solamente por una elite de equipos que en la década del 60 habían levantado la Copa Intercontinental. Los equipos participantes eran Peñarol, Santos, Racing, Estudiantes, Real Madrid y el Inter de Milán.

“Destacadísimas figuras integraban los equipos. Los aurinegros conservaban la mayoría de los hombres que hicieron posibles las conquistas de la década del sesenta. Racing hacía un año y medio que se había coronado como mejor de América y del Mundo, títulos que pertenecían a Estudiantes en 1969. Santos seguía girando en torno a la figura de Pelé” (Memorias de la Pelota, A. Etchandy).

Debido a la disputa de las eliminatorias europeas para el Mundial del 70, la Zona Europea no se disputó y entonces quien resultara campeón en la Zona Sudamericana sería el campeón de campeones. En el año 2005, la Confederación Sudamericana declaró a este torneo como oficial, reconociendo a los equipos campeones y tomó en cuenta para los puntos en el ranking de clubes.

La actuación de Peñarol en este torneo fue muy buena, cosechando 4 victorias, 1 empate y apenas una derrota en sus 6 presentaciones. Debutamos en Avellaneda con un empate 0 a 0 ante Racing Club por la primera vuelta. Posteriormente, derrotamos 3 a 1 a Estudiantes de la Plata en el Estadio Centenario con anotaciones de Rocha en dos oportunidades y Losada en la restante. Por último, vencimos 2 a 1 al Santos de Pelé, también en el Estadio, con goles del gran Alberto Spencer y Onega, para finalizar la primera vuelta invictos y en la primera posición junto a Racing.

En la segunda vuelta, cayó nuestro invicto en San Pablo con una derrota 2 a 0 de la mano de Pelé. Racing se proyectaba como posible campeón del torneo pero en el Estadio Centenario supimos golearlo 4 a 1 con tantos de Spencer y Rocha, ambos en dos oportunidades.

En la última fecha, Peñarol tenía una durísima parada en La Plata, pero sabía que dependía de sí mismo para quedarse con el título. Con 2 goles de Pedro Virgilio Rocha, Peñarol derrotó 2 a 1 a Estudiantes y cerró una brillante década del 60 plagada de títulos a nivel internacional. Peñarol se consagraba como el “supercampeón” intercontinental y sumaba un nuevo trofeo a la vitrina.

Los jugadores que integraron este plantel fueron Ladislao Mazurkiewicz, Elías Figueroa, Roberto Matosas, Pablo Forlán, Néstor Goncalvez, Omar Caetano, Nilo Acuña, Pedro Rocha, Alberto Spencer, Ermindo Onega, Julio Losada, Julio C. Cortés, Milton Viera y Juan Joya.

Libro de Oro de Peñarol

La final nos llevó a la cancha de Estudiantes de la Plata, un escenario particular para una formación hábil en ardides, que llevaba a jugar al borde del reglamento. Bajo la batuta de un maestro como Pedro Rocha, en una noche especialmente inspirada, nos llevó a regresar con el trofeo que cualquier Campeón del Mundo quisiera para sí al vencer a sus pares.

Así lo narraba el diario “La Mañana” en su edición del 31 de diciembre de 1961:

PEÑAROL EL GRAN ACAPARADOR DE TÍTULOS

Un cambio oportuno de Brandao, una actuación deslumbrante de Pedro Rocha y  de Julio Losada.

peñarol-estudiantes-supercopa-1969PEÑAROL REGRESA HOY CON LA SUPERCOPA

Peñarol sumó anoche una nueva cuenta a su collar de memorables conquistas, adjudicándose la segunda Supercopa de Campeones Intercontinentales, al derrotar por 2 a 1 a Estudiantes de la Plata, en el propio reducto de los “pincharratas”.

Los aurinegros, tras ir en desventaja en el primer tiempo, exhibieron toda su fibra para remontar el marcador adverso y alzarse con otra conquista histórica. El primer tiempo se caracterizó por un trámite intenso pero friccionado, que evidentemente favoreció las características de Estudiantes de la Plata. En este período, Peñarol no encontró los caminos para acercarse a la portería custodiada por Flores, ya que Pachamé, Bilardo y Romero, poblaron la zona central del terreno, neutralizando los intentos de Ermindo Onega por conectarse con sus atacantes.

La conquista del centrodelantero Verde, en el minuto 37, fue el corolario de una mejor exposición del local, que no dejó jugar a Peñarol durante ese período. Finalizó la primera mitad del cotejo con el siguiente resultado: ESTUDIANTES 1 – PEÑAROL 0.

INGRESA CORTÉS Y CAMBIA EL PARTIDO

Reanudada la lucha, a los 13 minutos de juego, se comienza a gestar el cambio fundamental en el destino del partido, cuando el técnico brasileño Osvaldo Brandao dispone el ingreso de Julio César Cortés en reemplazo de Ermindo Onega. Con esta variante, el elenco aurinegro logró equilibrar las acciones en la mitad de la cancha y fue paulatinamente asumiendo el protagonismo de la brega.

Peñarol se afianzó en la zona defensiva y comenzó a gestar fútbol ofensivo fundamentalmente por intermedio de Pedro Rocha y del joven puntero Julio Daniel Losada, quien, en base a velocidad y habilidad, creó serios inconvenientes a la retaguardia “pincharrata”.

ROCHA “CONGELÓ” A LA TRIBUNA “PINCHARRATA”

Cuando transcurrían 20 minutos, Pedro Rocha enmudeció a la bullanguera parcialidad estudiosa, cuando tras recibir un largo envío de Pablo Forlán, ingresó raudamente al área, eludió al portero Flores, y tocó suavemente el balón para concretar el empate. El gran gol hizo renacer la esperanza de una nueva hazaña

“EL VERDUGO” LE PUSO LA LÁPIDA A ESTUDIANTES

Siete minutos después y cuando aún el equipo local no se había repuesto del impacto, nuevamente el salteño Pedro Virgilio Rocha, en una noche muy inspirada, concretó la conquista del triunfo. Julio Losada protagonizó una espectacular jugada por la izquierda, desbordando hasta el fondo y cuando le salía desesperadamente el arquero, cruzó el balón por delante de Madero hacia el centro, para que Rocha la punteara con el arco desguarnecido.

OTRA PROEZA AURINEGRA

En el último cuarto de hora, Peñarol apeló a toda la experiencia de sus hombres para desplegar el juego que más le convenía, tratando de aquietar las acciones y de mantener la pelota, ante la desesperación de un Estudiantes que pugnaba por el empate. Se llegó al final de la lucha y a una nueva conquista para la gloriosa galería de Peñarol, con este resultado: PEÑAROL 2 – ESTUDIANTES 1.

LOS NÚMEROS DE LA NUEVA HAZAÑA

A lo largo de la disputa de la segunda Supercopa de Campeones Intercontinentales (la primera la ganó el Santos de Brasil), el campeón Peñarol jugó seis partidos, de los cuales ganó cuatro, empató uno y cayó el restante. En total, sus delanteros anotaron 11 goles; siendo batida su valla en seis ocasiones.

El goleador aurinegro fue el salteño Pedro Virgilio Rocha, quien anotó seis conquistas, ratificando su excepcional categoría internacional particularmente en el decisivo cotejo del 30 de diciembre en La Plata, cuando señaló dos golazos determinantes para la coronación aurinegra.

#Equipo
Pts
PJ
PG
PE
PP
GF
GC
Dif
1.Peñarol
9
6
4
1
1
11
6
+5
2.Racing Club
8
6
3
2
1
6
5
+1
3.Estudiantes
3
5
1
1
3
5
7
-2
4.Santos FC
2
5
1
0
4
5
9
-4

Primera Vuelta

13/11/69Racing00Peñarol(Estadio Domingo Perón)
26/11/69Peñarol31Estudiantes de La Plata(Estadio Centenario) (Rocha x2 y Losada)
02/12/69Peñarol21Santos(Estadio Centenario) (Spencer y Onega)

Segunda Vuelta

11/12/69Santos20Peñarol (Estadio Palestra Italia)
20/12/69Peñarol41Racing Club(Estadio Centenario) (Spencer x2 y Rocha x2)
30/12/69Estudiantes de La Plata12Peñarol(Estadio Luis Jorge Hirsch) (Rocha x2)

1969