Empate con sabor a poco

Peñarol empató 1-1 con Cerro en el Estadio Campeón del Siglo, por la décima fecha del Torneo Apertura, y dejó pasar una posibilidad inmejorable de estirar distancias en ambas tablas. Aún así continuamos punteros en el Torneo Apertura.

Tal vez se jugó el peor partido de la era Diego López, ya que en los primeros 45 minutos no exageramos si decimos que no se crearon situaciones de gol. Con un cambio a último momento por la sinovitis en la rodilla de Walter Gargano que lo descartó del partido, quedó claro que sin él, nos cuesta generar fútbol.

En el complemento parecía que Peñarol iba a abrochar el partido ya que desde los 6 minutos tras un penal convertido por Cristian Rodríguez, se ponía en ventaja y poco después, el equipo de La Villa se quedó con un hombre de menos tras la expulsión de Moreira a los 18 minutos.

Nunca se notó la inferioridad numérica del rival ya que en todo momento se las arregló para complicar a la defensa mirasol que no estuvo firme durante toda la noche, y tras un error en la salida de Kevin Dawson, Cerro consiguió la paridad por intermedio de Tancredi y se aferró a la misma sin pasar zozobras ya que Peñarol no encontraba el camino. 

Si bien el Decano sigue en la punta y en soledad, en la previa estaba todo dado para estirar ventajas sobre los escoltas y el tradicional rival, sumado a que Cerro es el colista del torneo. 

Se vienen fechas claves para la entidad carbonera, en lo local e internacional y esta producción hará que el Memo tenga que trabajar mucho para lograr los objetivos de este primer semestre.