Duro de matar: Peñarol 2 Fénix 1

Por la novena fecha del Apertura, derrotamos 2 a 1 a Fénix en uno de los partidos más complicados del campeonato, con tantos de Joao Pedro y el capitán Darío Rodríguez. Por segunda vez en el torneo comenzamos abajo en el marcador (anterior ante Racing), pero a base de temperamento y empuje, supimos darlo vuelta y así conseguir otros tres puntos vitales de cara al título que todos ansiamos.

En los últimos tiempos el Fénix de Rosario Martínez había construido una imagen de cuadro duro, sólido y fuerte atrás, y en la tarde de hoy no fue la excepción. Nunca propuso salir a ganar el partido, sino que su juego fue el de ordenarse en defensa y poner obstáculos para que el conjunto de Gregorio no pudiera llegar con claridad al arco. A esto hay que sumarle que los jugadores carboneros no anduvieron claros con la pelota quieta en el primer tiempo, por lo que esta arma de gol parecía que no iba a dar sus frutos en esta tarde de fin de semana largo. El primer tiempo se iba empatado 0 a 0 con un equipo que marcó y marcó, y otro, que quería ganar el partido, pero no encontraba el camino.

En la segunda parte hubo un intento de Fénix de proponer algo futbolísticamente, y se comenzó a generar algún espacio. La gente estaba irritada con el árbitro Martínez, quien parecía dejar pasar todas las faltas cometidas por los jugadores de Capurro. Por si fuera poco, inmerecidamente, llegó el gol de Fénix, cumpliéndose la ley del ex. A los 54 minutos, el cuadro menor ejecutó un contragolpe perfecto y el “Pelo” Ortiz abrió el marcador. Inmerecido, pero gol al fin, y en este deporte no se premian los méritos.

Sin embargo, rápidamente pudimos empatar el juego, ya que apenas 4 minutos después llegó el tanto de Joao Pedro, luego de una gran pelota que le baja Zalayeta. El brasilero con su clase la coloca contra el palo más lejano, y de esa manera evacua cualquier tipo de dudas con respecto al partido. Faltaba media hora, y Peñarol estaba en carrera.

El ingreso del Maxi Pérez fue fundamental, y el equipo empezó a crear fútbol ofensivamente, con más pase y claridad. A los 71 llegó el gol de la victoria por parte de Darío Rodríguez, quien pescó un rebote tras el remate de Pérez, y de esa manera sentenció el encuentro.

Peñarol, sin estar muy claro, pero jugando mucho más que su rival, se lleva 3 puntos de oro, y espera tranquilo a lo que pueda suceder mañana en el encuentro entre Defensor Sp. y Cerro. El próximo fin de semana, ante Cerro, se jugarán puntos más que importantes en este torneo.