Del pie de Agustín

Alvarez Martinez Canario Neblina

Peñarol venció 1-0 a Progreso en el Estadio Campeón del Siglo con gol del Canario Álvarez Martínez y suma tres puntos muy importantes en la Tabla Anual y para meter presión. La fórmula del viernes pasado en Melo volvió a funcionar, equipo alternativo y los titulares para el complemento.

Con la victoria de esta noche, el Decano logra su tercer partido ganado al hilo por el Apertura. Además del resultado, el partido dejó buenas sensaciones de nuestro arquero Neto Volpi y la confirmación de Agustín Da Silveira en la zaga.

Primer tiempo

La primera parte del encuentro fue muy pareja y poco atractiva. La tenencia del balón se dividió entre los dos equipos, que poco esfuerzo hacían para cuidarla. Tanto Peñarol como Progreso buscaban rápidamente saltar líneas, haciendo un partido de ida y vuelta y con poco tránsito en la mitad del campo.

El Carbonero salió con tres mediocampistas de corte defensivo. Jesús Trindade, Franco Martínez y Agustín Álvarez Wallace. De todos ellos el único claro en la noche de hoy fue Trindade. Todas las salidas del aurinegro pasaron por él y lo realizó a la perfección todo el encuentro, además de cansarse de robar pelotas y ganar jugadas divididas. Los otros dos mediocampistas en el primer tiempo tuvieron muy poca participación. Franco Martínez fue el jugador que se posicionó de forma más adelantada para poder generar más juego y asociación con los delanteros, pero estuvo algo impreciso con la pelota, hecho que lo llevó a ser sustituido en el entretiempo.

Repetidas veces al no encontrar una salida clara después del pase de Jesús, o ante la tapa del rival hacia este, se buscó el envío largo al solitario Ariel Nahuelpán, que luchó todo el partido, y muchas veces pudo clarificar el juego.

El equipo de Progreso buscó mucho las espaldas de Valentín Rodríguez, que en general se mostró seguro. Jonathan Ramis se tiraba atrás y era lo más peligroso que tenía el Gaucho. Así llegó la jugada más clara que tuvo el primer tiempo y que Volpi con una buena reacción evitó que el rival se ponga en ventaja.

Peñarol en el primer tiempo tuvo tres aproximaciones sobre el arco rival. La primera fue a los 20′ cuando Nahuelpán no puede controlar bien en el área, la pivotea para Álvarez Wallace que no logra a pegarle bien. La segunda aproximación fue un cabezazo desviado de Ariel tras un centro de Giovanni González, quien esta noche cumplió un rol de puntero.

Y la última del primer tiempo llegó sobre el final. A Martínez le queda una pelota en el área tras un despeje pero tampoco pudo definir bien. El primer tiempo se cerraba y el equipo de Larriera necesitaba cambios en la mitad del campo para lograr generar mayor juego y conexión con los delanteros. En defensa, a pesar de la llegada clara de Progreso, nos mostrábamos seguros. Los zagueros ganaron bien por arriba. Da Silveira implacable, muy atento y con confianza en las anticipaciones. Carlos Rodríguez tuvo un error en la salida en los primeros minutos pero después también se plantó muy bien. Por el lado derecho de la defensa, Maximiliano Pereira tampoco tuvo complicaciones en la marca.

Segundo tiempo

Mauricio con sus cambios, modificó lo que debía. Darle mayor juego y agregarle talento a la zona media. Mandó adentro a Pablo Ceppelini y Agustín Canobbio. Los primeros minutos Peñarol ya mostraba la intención clara de ir al ataque por la victoria.

A los 47′ llegan dos aproximaciones consecutivas. La primera fue producto de un contragolpe conducido por Cristian Olivera que centra para Ceppelini, y el ‘8’ cerca del área chica baja la pelota para Nahuelpán a quien le queda muy atrás. Inmediatamente se da una muy buena pared por la banda derecha entre Valentín y Ceppelini pero tampoco culminó bien.

Minutos después, a los 52′, llega la más clara de la visita en el segundo tiempo. Lucas Rodríguez llegó solo sobre el borde área, remata fuerte y cruzado, y nuevamente el brasileño Volpi salva el arco mirasol. Peñarol empezaba a manejaba más la pelota, sumaba gente en ataque pero no podía concretar sus situaciones de gol. El partido también se hacía muy cortado con faltas duras del rival.

Recién a los 67′ el Canario, quien ingresó por Nahuelpán, avisó con un gran remate de afuera del área que Formento estirándose abajo llegó a mandarla al corner.

El técnico de Progreso refrescaba su mediocampo con cambios. Por el otro lado Larriera seguía sumando jugadores ofensivos, le daba entrada a Máximo Alonso por Álvarez Wallace. Peñarol otra vez se hacía incisivo en ataque, Maximiliano Pereira subía más que en el primer tiempo y se combinaba bien con Canobbio. Así llega la jugada del minuto 77, cuando luego de un centro de Canobbio, el Canario casi convierte con un buen remate de cabeza.

Minutos más tarde, a los 81′, llegó gol de nuestro goleador que aparece para puntear la pelota frente a la salida del arquero rival y para terminar dándole la victoria al Decano.

Luego del gol, Progreso con pocos recursos intentó llegar al empate con remates de media distancia que no generaron peligro. Ya llegando a los descuentos el entrenador aurinegro mandaba a la cancha a Juan Acosta y sacaba a Olivera de flojo partido.

En las últimas jugadas del encuentro, Progreso tuvo un córner pero Volpi, saliendo con seguridad como en todo el partido se quedó con la pelota y con el triunfo.

Con un planteamiento basado en darle descanso a varios jugadores para el partido de vuelta frente a Sporting Cristal por Copa Sudamericana, lo fundamental de este encuentro era llevarse los 3 puntos. Encuentros como estos son los que a la larga definen la posibilidad de campeonar. Logramos nuestra tercera victoria al hilo en lo local y es bueno acostumbrarnos a lo que debemos hacer siempre: ganar.