Nueva postergación del clásico de Futsal

penarol-nacional-futsal-10-2-foto-mariano-alvez-4
El primer fin de semana del mes de octubre debía disputarse el partido entre Nacional (local) y Peñarol (visitante) correspondiente a la octava fecha del Torneo Clausura de Fútbol Sala. El reglamento de este año establece que el equipo locatario debe encargarse de la fijación de los partidos, indicando a la Mesa Ejecutiva el día, horario y cancha donde pretende jugar. El único gimnasio de Montevideo actualmente habilitado para disputar un clásico con público es el de Scuola Italiana.

Considerando los hechos de público conocimiento ocurridos en los últimos días, entre los que se destaca por su violencia el ataque con armas de fuego a hinchas de Peñarol en Santa Lucía, las Comisiones de Seguridad de Nacional y Peñarol entienden que el encuentro clásico debe disputarse a puertas cerradas. Esto implica que el encuentro puede jugarse en cualquier gimnasio que garantice las condiciones deportivas y de seguridad.

Nacional informó a la Mesa Ejecutiva que Scuola Italiana no tenía disponibilidad para el primer fin de semana del mes, lo cual era cierto. El único integrante de dicho órgano que se encontraba en Montevideo era el Dr. Luis Alcaraz, quien ingresó a la Mesa Ejecutiva por Nacional. En lugar de solicitar a Nacional que consiguiera otro gimnasio, o fijarlo de oficio, como está dentro de sus potestades, la Mesa postergó el partido sin justificación real, coincidiendo con que dos jugadores habitualmente titulares de Nacional se encontraban con inconvenientes físicos.

Curiosamente, el pasado 18 de julio Peñarol debía jugar como local ante Old Christians, y el Dr. Alcaraz le comunicó a nuestra Comisión que la Mesa Ejecutiva fijaría el partido de oficio en caso de que no consiguiéramos el gimnasio de Scuola Italiana por ser feriado nacional.

Tras la postergación, el clásico fue fijado por Nacional de manera condicional para el pasado lunes 10 de octubre (feriado laborable) en horario vespertino. Dicha fecha no fue ratificada y el clásico fue nuevamente aplazado para el miércoles 12 (Sub 20) y jueves 13 (Primera) de noche en Sayago. Cuando Nacional solicitó, como corresponde, la guardia policial para el perímetro del gimnasio, el Dr. Alejandro Tapia, Presidente del Ejecutivo de Fútbol Sala, indicó que no era necesario ya que el partido se disputaría a puertas cerradas. La Comisión de Seguridad de Peñarol, con mucha coherencia, no estuvo de acuerdo con que el partido se disputara a la noche y en el gimnasio de Sayago, cuyos alrededores no garantizan la seguridad. El clásico fue suspendido de nuevo, y aún estamos a la espera de la fijación definitiva.

Cabe recordar que en el lamentable episodio ocurrido en el clásico de fútbol sala disputado en 2008 en Canelones, los hechos de violencia se dieron principalmente fuera del gimnasio. Ese año el Dr. Tapia integraba el Tribunal de Penas, por lo que está en pleno conocimiento de lo sucedido, y su postura nos dejó enormemente sorprendidos.

A modo de reflexión, resulta lógico que el locatario intente aprovechar las potestades que le otorga el reglamento para fijar el partido a su conveniencia, dentro de los límites normales. Es inentendible la complicidad de la Mesa Ejecutiva, cuya actuación en el asunto ha favorecido a un sólo equipo, perjudicando al resto de los integrantes de este deporte.

Escrito por Augusto Rammauro

Etiquetas: