Tercera: Empate ante el líder del Torneo

Peñarol rescató un punto del enfrentamiento con Danubio por la novena fecha del Torneo Clausura tras un partidazo que dejó al Decano con tres jugadores menos.

Sobre la tarde de hoy, Jardines del Hipódromo disfrutó de un partido dinámico y entretenido. Los primeros 20’ del encuentro Peñarol fue el dueño de la pelota, lo que significó una ardua tarea para el arquero danubiano ya que los aurinegros tuvieron varias llegadas entre las que podríamos destacar algunas; un centro que levanta Fabián Píriz, Franco ‘Nata’ García baja con el pecho y se la pasa Martín ‘Pochi’ Cháves que remató al arco y el portero atajó.

La otra fue en un tiro de esquina a favor de Peñarol, el zaguero de la franja rechazó y cubrió la pelota. Píriz logró robar el balón y quedar mano a mano con la línea de cuatro, tirándole un centro a ‘Pochi’ Cháves quien volvió a rematar al arco corriendo con la misma suerte que en la jugada anterior. Nata también tuvo su oportunidad y tras un mano a mano con el arquero, disparó y este lo atajó. Sobre el final de esta parte, el equipo aurinegro se fue quedando y los de La Curva tomaron protagonismo lentamente con llegadas poco claras al arco mirasol. La única variante que se realizó en este primer tiempo fue la de Mathías de los Santos por Michael Bonette ya que el volante mixto comenzó a sentirse mal durante el encuentro.

En el complemento Danubio salió con otra actitud y encontró la diferencia luego de que le cobraran mano (mal sancionada) a Kristian Burgos en el área de Peñarol. Minutos más tarde, un volante de la franja eludió a tres jugadores carboneros y el zaguero Germán Gutiérrez no tuvo otra opción que pararlo cometiéndole falta, lo que provocó su expulsión. Peñarol logró el empate luego de que Enzo Martínez cayera dentro del área local tras un golpe del zaguero danubiano. El encargado de rematar el penal fue ‘Loly’ Piñeiro, quien ya lleva 5 goles en el Torneo Clausura. Ellos jugaban las contras rápidas por el medio de la cancha, al primer toque, pero no llegaban a finalizarlas.

Los laterales de Peñarol superan su desempeño en cada encuentro. Si bien en esta fecha se destacaron Enzo Martínez, Facundo Vega, ‘Pochi’ Cháves, Kristian Burgos y Franco García, este partido fue de Fabián Píriz quien se sentía como pez en el agua. El lateral presionó todo el encuentro, recuperó pelotas y las manejó con mucho criterio.

Tras la expulsión de Matías Alarcón (junto a un jugador del rival), Peñarol pasó a jugar con línea de tres atrás, lo que hizo que el cansancio se notara cuando quedaba menos de veinte minutos de partido. El ritmo caía, Danubio tenía la pelota y la tocaba, mientras que el mirasol planteaba el juego que su entrenador exige, los pelotazos y despejes inherentes. Cuando quedaban 10’ para finalizar, el árbitro le saca tarjeta roja a Burgos, lo que dejó al equipo aurinegro aún más expuesto.

Si hasta ese momento estaban dejando todo, después de la última expulsión dejaron la vida. Danubio comenzó a desesperar porque las cosas no le salían y Peñarol tapó todos los espacios como podía. A un minuto del pitazo final, el volante central de Danubio tiró al arco mirasol desde la mitad de la cancha y Martín Correa impidió que el equipo de la flanja se quedara con los tres puntos en su casa.

En esta segunda parte del encuentro, los cambios fueron: Matías Alarcón (expulsado) por Martín Cháves y Changa Bass por Franco García. Con este resultado, Danubio continúa liderando la tabla con 20 unidades y 8 partidos jugados, escoltado por Liverpool con 17 puntos y 9 partidos jugados, mientras que Peñarol y Nacional comparten el tercer lugar con 13 unidades cada uno, pero el Decano con dos partidos menos.

Ficha del Partido

Danubio 1 – 1 Peñarol

Estadio: Jardines del Hipódromo.

Titulares: Martín Correa; Facundo Vega, Enzo Martínez, Germán Gutiérrez, Fabián Píriz; Kristian Burgos, Franco Martínez, Mathías De Los Santos, Martín Cháves; Rodrigo Piñeiro y Franco García. DT: Jorge Goncálvez.

Suplentes: Martín Cafre, Manuel Souto, Matías Alarcón, Michael Bonette, Changa Bass, Martín Charbonnier y Joaquín Larrañaga.