Sancionado

El tribunal de penas resolvió sancionar a Peñarol con la quita de un punto y tres cierres de cancha por el incidente frente a Larre Borges.

Larre Borges había realizado la denuncia por supuesto escupitajo a su jugador Joaquín Jones. El incidente ocurrió a pocos minutos del final del juego, donde Larre ganó ese día por 109-101 tras un alargue. Fue el mismo día que ocurrieron los incidentes del Femenino en el Parque Central, por lo que existía mucha preocupación en los dirigentes aurinegros.

Por dichos motivos la dirigencia intentó suspender el partido, debido a que no podrían tener el control de algunos parciales que ingresaron. No lo entendieron así dirigentes de FUBB ni de Larre Borges, por lo tanto sucedió lo que nadie quería que pase. De esta manera la sanción será la quita de un punto y tres cierres de cancha.

Ahora cambia el panorama en busca del ascenso, en estos momentos el carbonero está igual que Cordón. Además que no podrá jugar en el Palacio Peñarol ninguno de sus partidos por la Liguilla en busca del título.