Peñarol y la política

Son tiempos ajetreados en la Asociación Uruguaya de Fútbol, la última asamblea de clubes dejó a Eduardo Abulafia cerca del puesto pero el cuarto intermedio hace que se mueva el mapa político dentro de la AUF. Peñarol mantuvo su idea y trabaja en solucionar problemas políticos internos.

El lunes por la noche la comisión encargada de trabajar en la posición del Club en las elecciones clubistas fijó una estrategia. Jorge Barrera, Marcelo Areco, Ignacio Ruglio, Gastón Tealdi, Juan Antonio Rodríguez y Gonzalo Moratorio recomendaron al Consejo Directivo no votar por Eduardo Abulafia y tampoco por Arturo Del Campo. El CD ratificó la idea.

Esto prosperó en la asamblea de clubes, Del Campo no será el titular de la Asociación. Abulafia es resistido por los jugadores de la Selección y la Mutual. Esto hará que haya un paro de actividades en la próxima semana. El candidato que puede destrabar la situación es el ex presidente de Wanderers, Fernando Nopitsch.

Este candidato es bien visto por los jugadores, los equipos grandes, los clubes pequeños, Tenfield y el gobierno nacional. Pero su llegada al poder aún no se concretó y estos movimientos tienen a Peñarol trabajando intensamente para no repetir el error de las elecciones pasadas: apoyar a un candidato que perdió, haciendo que el ganador no sintiera afinidad con los decanos.

Pero el punto débil de los aurinegros está en la división interna. El martes en Directiva se votó a Luis De Maria (del oficialismo) como nuevo presidente del básquetbol y al Prof. Pablo Torres (también del oficialismo) como nuevo titular de las Formativas (Mauricio Steiner como secretario). A la hora de elegir, las dos votaciones terminaron 8 a 3.

Los cuatro consejeros del oficialismo y los cuatro del Movimiento 2809 votaron a favor, mientras que los tres de Sentimiento 1891 se opusieron. Además, estos últimos propusieron a Ignacio Ruglio para ambos cargos. Las diferencias no fueron tales al formar la sólida posición para un tema importante como el de las elecciones de autoridades en la AUF.

La interna no está firme pese a los esfuerzos de algunos dirigentes. Los tres grupos: oficialismo, Movimiento 2809 y Sentimiento 1891 sufrieron o sufrirán pérdidas de personas importantes de cara a las próximas elecciones. Incluso hubo acusaciones fuertes en todos los grupos (que PyD no hará públicas por el bien del club) que sobrepasaron límites importantes.

Para que Peñarol vuelva a ser una institución importante a nivel internacional se necesita de todos los grupos, sin exclusiones y sin personalismos. De lo contrario las operaciones en la vereda de enfrente ayudarán a mantener al club en el ostracismo (también en lo local donde no se gana dos títulos consecutivos desde el SXX). Está en los dirigentes poner los colores por encima de todo.

Escrito por Wilson Méndez.