Peñarol, es así

Peñarol derrotó a Flamengo 1 a 0 en el Estadio Maracaná por la tercera fecha del grupo D, de la Copa Libertadores. Con un cabezazo de Lucas Viatri, llegó el gol de la victoria, a los 88 minutos de partido.

Miércoles a las 21:30, noche de copa en el mítico Maracaná. Entradas agotadas para el público local, en un encuentro que prometía, y no decepcionó.

Peñarol salió a hacer su juego desde el primero minuto. Planteó un mediocampo más poblado de jugadores, en relación a los partidos anteriores. Aprovechó la llegada tanto por las bandas como por la punta con sus jugadores más jóvenes Agustín Canobbio, Brian Rodríguez y Darwin Núñez, y buscó salir al contragolpe con transiciones rápidas.

Por su parte, Flamengo apostó a un juego de posesión, que nunca llegó a generar el peligro suficiente para incomodar a Peñarol. Los hilos del equipo los manejaba su capitán, Diego, que se retrasaba para hacer jugar a sus compañeros.

Todo el primer tiempo fue parejo, con chances para los dos equipos, y si bien la pelota fue más de los locales, las chances claras, podría decirse que fueron del conjunto carbonero. Lo mejor de la primera parte: el desborde de Brian Rodríguez en velocidad, centro atrás y buena definición de Canobbio a contra-pierna que, increíblemente, termina sacando el golero brasilero, estirando su brazo derecho. En tiempo de descuento, llegó la más clara para Flamengo; un centro que terminan conectando en el área y Kevin Dawson ataja en dos tiempos. Esta atajada se festejó como un gol, principalmente en lo anímico, para encarar del segundo tiempo.

El segundo tiempo fue más de lo mismo. Peñarol no resignó su idea ni se conformó con el empate, sino que siguió jugando de la misma manera. En los primeros minutos tuvo en un remate de Agustín Canobbio, una chance clara que se fue apenas al costado del palo. Al minuto 55’ llega lo que tal vez fue la chance más clara del equipo local en el partido, una pared por la punta derecha y centro a media altura, que termina convirtiendo en gol, Gabriel Barbosa. Afortunadamente, este fue invalidado por el juez de línea ya que hubo un offside claro.

Minuto 63’, y la primera variante para Peñarol llegó, con el ingreso de Gastón Rodríguez, en lugar de Darwin Núñez, de gran desgaste físico. Las chances para la visita seguían apareciendo, mientras que el reloj también empezó a jugar a favor del conjunto aurinegro, que comenzó a apurar los tiempos y decisiones, errando algún otro pase y resolución de jugada.

Diez minutos después del primer cambio llegó el segundo, clave en el desarrollo del encuentro. Entró Rodrigo Rojo suplantando a Brian Rodríguez, en lo que en principio parecía un cambio más pensando en aguantar el resultado, pero que, por posicionamiento en cancha, terminó siendo ofensivo. Prácticamente en la primera pelota que Rojo recibe y Gabriel Barbosa se tira de manera imprudente a barrerlo y es expulsado, roja directa para el numero 9, y ahí cambió el partido.

El último cambio fue el ingreso de Lucas Viatri, por Guzmán Pereira, a nueve minutos del final del partido. Claramente el Memo López salía a buscar el resultado, quemando todas las naves en los últimos minutos.

La pelota pasó a ser de dominio carbonero y así llegaría el gol de la ventaja. Con 6 jugadores en campo rival, en una contra, el Cebolla intenta descargar hacía afuera, la pelota rebota y le cae en los pies de Lucas Hernández, que controla y avanza, con espacio. Levanta un centro medido, a la cabeza del recién ingresado, Lucas Viatri, que impacta de cabeza hacía el suelo, y luego de un pique, entra contra el ángulo derecho del portero, Diego Álves, que a pesar del intento le fue imposible llegar. Gol de Peñarol, minuto 88’.

Los últimos minutos fueron bien aguantados por el conjunto carbonero, sin tirarse tan atrás; como lo hizo todo el partido y con mucha personalidad.

Final del partido. Peñarol consiguió tres puntos enormes, incluso hasta impensados al comienzo del torneo, que lo dejan más vivo que nunca, como líder del grupo D, y con viento en la camiseta. El equipo mostró una enorme personalidad, además de un gran juego y un despliegue físico a destacar; plantándose frente a uno de los rivales, que en nombres y presupuesto, figura como candidato para esta edición de la Copa Libertadores. Todos los rendimientos fueron buenos y parejos. Falta mucho, pero este grupo de jugadores y esta victoria, ilusionan a cualquiera, y ojalá sea el comienzo de algo lindo, en el camino a conquistar la sexta.

FLAMENGO 0 – 1 PEÑAROL

ESCENARIO: Estadio Maracaná

JUECES: P​atricio Loustau, Juan Pablo Belatti y Diego Bonfa

FLAMENGO

Diego Alves; Pará, Leo Duarte, Rodrigo Caio, René; William Arao (68’ Vitinho) , Gustavo Cuellar, Everton Ribeiro, Diego, Bruno Henrique (87’ Fernando Uribe); Gabriel Barbosa.

DT: A​bel Braga.

Suplentes: C​esar, Rodinei, Rhodolfo, Miguel Trauco, Giorgian De Arrascaeta, Ronaldo, Hugo Moura, Lucas Silva, Thiago Da Silva, Vitor Ferreira.

PEÑAROL

K​evin Dawson; Giovanni González, Fabricio Formiliano, Cristian Lema, Lucas Hernández; Brian Rodríguez (73’ Rodrigo Rojo), Guzmán Pereira (81’ Lucas Viatri), Walter Gargano, Cristian Rodríguez, Agustina Canobbio; Darwin Núñez (63’ Gastón Rodríguez).

DT: D​iego Lopez.

Suplentes: T​hiago Cardozo; Enzo Martínez, Juan Izquierdo, Ezequiel Busquets, Jesús Trindade, Marcel Novick, Ignacio Lores, Luis Acevedo.

GOL: ​88’ Lucas Viatri (P)

TARJETAS AMARILLAS: ​43’ Gustavo Cuellar (F), 64’ Diego (F), 67’ Giovanni González (P), 78’ Rodrigo Rojo (P), 78’ Guzmán Pereira (P), 83’ Fabricio Formiliano (P), 93’ Cristian Lema (P)

TARJETA ROJA: ​75’ Gabriel Barbosa (F)

Datos

Con esta victoria Peñarol rompe la mala racha que tenía hasta el momento, de 15 partidos sin poder ganar en el exterior, por Copa Libertadores y se convierte en el único equipo que ganó dos veces en Maracaná, al Flamengo. La anterior fue por la Libertadores de 1982, que terminaría con el carbonero como campeón de la edición.

Agustín Oronoz – UdelaR