La salida de Maxi

Maximiliano Rodríguez dejó Peñarol luego de conversar con el presidente aurinegro. La mayoría de la dirigencia mantuvo la postura de que el rosarino se quedaría en el club decano, pese a las pistas de su retorno a Newells.

La historia de la vuelta de “La Fiera” al club leproso comenzó en la previa del encuentro entre los carboneros y Progreso por la penúltima fecha del Torneo Clausura 2018, cuando varios periodistas publicaron que el futbolista volvería a la entidad que lo vio nacer.

Luego de su importante anotación ante los gauchos del Pantanoso en el Estadio Campeón Del Siglo, que permitió que los mirasoles lograran el certamen, el jugador fue consultado por las versiones periodísticas que lo alejaban de Peñarol. Su respuesta fue clara: “no hable con nadie”.

Hace un mes, el periodista Julio Ríos en Las Voces Del Fútbol, Radio 1010 AM dijo, “el dato que me dieron fue que la esposa de Maxi Rodríguez se despidió de su grupo de amigas en Montevideo”. La versión que tienen los dirigentes aurinegros es que la decisión la tomó luego de una charla con el entrenador Diego López, donde el rosarino manifestó querer tener más minutos en cancha en la temporada 2019. Algo que el entrenador no puede asegurarle a ningún jugador.

Un ex jugador de Peñarol manifestó que no es habitual que un futbolista le pida al técnico más minutos en cancha. La única realidad es que Maximiliano Rodríguez no jugará más en Peñarol, donde obtuvo dos Campeonatos Uruguayos y una Supercopa y no perdió clásicos oficiales.