La hinchada fue un jugador más

Como dicen en “Manyas: La Película”, “la Hinchada de Peñarol juega los partidos”. Y vaya si jugamos el partido de anoche. Le demostramos nuevamente a toda América que el Estadio Centenario es un infierno cuando juega Peñarol.

Desde las primeras horas la gente comenzó a llenar el monumento al f’útbol mundial y ya a la hora del partido el Estadio Centenario estaba repleto. Primer partido por la fase previa y la gente llenó; sabía que había que estar presente para sacar adelante este partido que era como una final. Más de 40 mil entradas vendidas, calculamos unas 50 mil personas en las tribunas rugiendo al unísono por el Decano.

El Estadio entero se preparaba para recibir al Campeón del Siglo y a las 20:40 hs Peñarol entró a la cancha. Comenzaba el sueño de todos, arrancaba la ilusión de la sexta Libertadores. Retumba el “vamo’ vamo’ vamo’ vamo’ vamo’ carbonerooo” y al divisar a Darío Rodríguez subiendo el tunel con la cinta de capitán comienza la fiesta. Un recibimiento inolvidable, candelas, bengalas, bombas y fuegos artificiales por doquier. Las explosiones no cesan por minutos y toda la hinchada empuja “porque esta noche tenemos que ganar”. Gran recibimiento organizado por Los Pibes del Palacio y Barra Amsterdam.

La hinchada alentó sin parar, tuvo que sufrir el penal pero festejó por la gran atajada de Carini y comenzó a bajar el “es la hora es la hora, es la hora de ganar, ponga huevo carbonero, que tenemos que ganar”. Y llegó el primer premio a los 35 minutos con el gol de cabeza del león Freitas. Explota el Centenario, las 50 mil almas cantan todas juntas “y dale dale dale pe, Peñarol!”. A los tres minutos el segundo gol, roba Mora, define Zalayeta y el delirio es gigante, se abre el partido y el infierno amarillo domina a los venezolanos.

Segundo tiempo y nuevamente otro recibimiento a pura candela, sigue la fiesta, parece que no tiene fin. Llega el tercer gol de Joao Pedro y luego el cuarto gol del Lolo para sellar la goleada. La gente sigue festejando y las gargantas se empiezan a gastar de gritar goles y de alentar a Peñarol. Peñarol cumplió y no le falló a la gente que tuvo su merecido premio con la goleada.

En medio de la transmición por Fox Sports dichos periodistas dijeron una gran verdad: “si Peñarol sigue en la copa va a precisar dos estadios”. Todo el mundo se da cuenta y no se discute que somos el pueblo en Uruguay, pero toda América ve como a pesar de ser un país pequeño, Uruguay cuenta con Peñarol que está entre los más populares de todo el continente.

Llegaba el final y los bombos que marcaron el ritmo todo el partido, cerraron la fiesta con el hit de la Libertadores: “Y dale alegría, alegría a mi corazón, la Copa Libertadores es mi obsesión, tenes que dejar el alma y el corazón, tenes que dejarlo todo por Peñaroooool, y yaaaa veeeraaas, la Copa Libertadores vamo’ a ganar, y yaaaa veeeraaas, no somos como los putos de Nacional”.

Mira lo que fue Peñarol en la tribunas:
Fotos 1ª Parte vs Caracas (Libertadores 2012)
Fotos 2ª Parte vs Caracas (Libertadores 2012)