La altura, un desafío a superar

Peñarol juega hoy contra San José de Oruro a 3.800 metros de altura. El anterior resultado frente al equipo boliviano fue de 4-0 a favor de los aurinegros, pero la altura es otra historia. La altura es un sufrimiento para todos los equipos uruguayos y Peñarol no es la excepción.

En esta Copa Libertadores, Peñarol ya jugó en la altura frente a Liga de Quito y fue victoria por 2-0 para el equipo ecuatoriano. Si nos remontamos a la Copa Libertadores del año pasado, el equipo dirigido por Leonardo Ramos perdió 1-0 frente a The Strongest. Ese partido no tuvo un mal desempeño del carbonero, pero una distracción defensiva de Luis Maldonado (con pasado reciente en The Strongest) nos costó un gol y posteriormente la derrota. Y si nos vamos dos años más para atrás, en 2017, el equipo también dirigido por Leonardo Ramos, tuvo una humillante derrota frente a Jorge Wilsterman por 6 goles contra 2.

El último resultado positivo en la altura, lo logró el plantel dirigido por Jorge Fossati en Copa Sudamericana 2014 cuando le ganó 4 a 0 con goles de Juan Manuel Olivera, Diogo Silvestre, Jonathan Rodríguez y Damian Macaluso a Jorge Wilsterman.

En total, Peñarol jugó 26 partidos en la altura con 16 partidos perdidos, dos empates y siete triunfos. Con 54 goles en contra y 24 a favor.

Hasta 1985, el equipo aurinegro tenía muy buenos números jugando en la altura. Había jugado 9 veces, de los cuales 5 partidos fueron victoria, 3 empates y tan solo una derrota. Pero luego de 1985 vino una racha negativa de la que casi no se pudo salir. La última vez que Peñarol ganó por Copa Libertadores en la altura fue en 1997 frente a Millonarios, ganando 2-1 con goles de Juan Carlos De Lima y Pablo Bengoechea.

En este siglo, Peñarol no ha conseguido victorias por Copa Libertadores jugando en la altura. En ciudades situadas 2500 metros por encima del mar, Peñarol disputó un total de 10 partidos, con un total de 10 derrotas con 7 goles a favor y 37 goles en contra. La única excepción de este siglo fue el partido que nombramos anteriormente por Copa Sudamericana.

Si bien las estadísticas no son positivas para el equipo aurinegro, están para romperse. Los jugadores de este plantel realizaron una preparación física especial para la altura y el entrenador Diego López planea poner un equipo con jugadores con mayor tolerancia. Este partido y el que se disputará en Quito entre Liga y Flamengo, son claves para el desarrollo de la serie. Hoy Peñarol puede terminar clasificado o puede tener que definir en casa frente a Flamengo. Confiamos en que este plantel va lograr la victoria rompiendo las estadísticas y clasificando a octavos.

Escrito por: Marcos Arlotto – UdelaR