Hubo un Salvador

El carbonero debutó con el pie derecho y derrotó a Lagomar en cifras de 86-80. Fue superior a lo largo de juego y reaccionó a tiempo cuando el trámite se complicó. 

El equipo de Diego Castrillón comenzó con Diego Álvarez, Salvador Zanotta, Juan Wenzel, Alejandro Pérez y Khapri Alston.

El primer cuarto fue muy bueno y productivo. Estuvo intenso en defensa y aprovechó la baja efectividad de los del ‘balneario’. En ataque Pérez y Alston marcaron diferencia en el juego interno, el extranjero tuvo un buen arranque de juego. Álvarez comenzó fino y anotó dos triples en el primer período. Wenzel fue quien tuvo un gran trabajo, en solo 10 minutos consiguió 6 rebotes y 4 asistencias. El carbonero fue más y lo demostró en el marcador con victoria 25-15 en los primeros 10′.

El segundo comenzó favorable al equipo verde, buenos ingresos de los juveniles Pereira y Espíndola le dieron un parcial se 6-0 en el arranque. Castrillón recurrió a un minuto de tiempo y desde ahí controló el resto del primer tiempo. Se plantó en zona 2/3 y recuperó el control de juego. Zanotta fue el más destacado, generó desde el perímetro y fue incontenible en el uno contra uno. Mejoró en el final y por eso el manya siguió de largo. El final del segundo fue con victoria por 45-29.

En el tercero el equipo de Lagomar ingresó con otra cara, intensidad y defensa fuerte en el uno contra uno. Descontó en el marcador y obligó al minuto de Castrillón, pero igualmente las cosas no cambiaron. Leonard tuvo su mejor pasaje en el juego y marcó diferencias en la pintura. El argentino Álvarez calentó la muñeca y en el tercero estuvo a pura bomba. Lagomar se despertó y marcó un parcial de 23-18, dejó la incertidumbre para el último y fue en busca del partido en el cuarto final. El tercero terminó con victoria por 52-63.

Cuarto final y Lagomar siguió en plena reacción con un parcial de 8-0 y quedó en el marcador a tan solo 3 de renta. Llegó la incertidumbre y fue un momento de quiebre en el juego. Parecía que ellos estaban más enteros y seguían de largo en el score. Pero de ahí en más Peñarol cambió el chip y se tranquilizó en el momento más caliente. Salvador Zanotta fue la gran figura y manejó el equipo en el cuarto final, siempre con buenas lecturas en ataque, generó para el equipo y también asumió en los momentos más determinantes. El equipo también creció y se sobrepuso a la reacción de Lagomar, hubo control del juego en el final y el juego se cerró con tranquilidad.

El goleador del juego fue Khapri Alston con 20 puntos y 13 rebotes, seguido de Salvador Zanotta con 18 unidades y 6 asistencias.