Estaba cantado

Peñarol igualó 1-1 ante Cerro Largo en el Ubilla y complica su posición en ambas tablas. En la hora, se escapó la victoria en Melo. Impresentable final de partido.

Multitud de hinchas mirasoles recibieron al equipo en su llegada a Cerro Largo. Algunos más visitaron el entrenamiento y al plantel en la concentración.

Mauricio Larriera mandó a la cancha a: Kevin Dawson; Giovanni González, Fabricio Formiliano, Gary Kagelmacher, Joaquín Piquerez; Agustín Álvarez Wallace, Krisztián Vadócz, Jesús Trindade; Facundo Torres, Matías Britos y Agustín Álvarez Martínez.

Banco: Thiago Cardozo, Rodrigo Abascal, Juan Acosta, Valentín Rodríguez, Walter Gargano, Cristian Rodríguez, Máximo Alonso, Sergio Núñez, Luis Acevedo y Ariel Nahuelpan.

Primer tiempo

La cancha del Ubilla nunca fue la de mejor estado del campeonato, sumado a la lluvia, que se presentó intensamente en la previa del partido y luego permaneció calmada durante el encuentro, condicionó el accionar de todos los protagonistas en el terreno de juego.

Teniendo esto en cuenta, Peñarol intentó no arriesgar en el trato con el balón. No regalar pelotas al rival ni tampoco abusar del juego en velocidad.

Muy temprano en el partido, fue amonestado Agustín Álvarez Wallace, debido a una entrada fuerte al rival.

Pasado los 10 minutos de juego, le cometen falta a Torres al borde del área que el árbitro no sancionó. Claro agarrón al 10 mirasol que se ignoró.

A los 15 minutos llegó la apertura en el marcador. Torres fue por la izquierda, disparó y en el rebote apareció el canario Álvarez para convertir. Buen momento del delantero juvenil que posteriormente y con más confianza, probaría desde afuera del área pasando afuera.

Con la victoria parcial, Cerro Largo intentó ir por la igualdad. En primera instancia, a los 23′ Dawson atajó una pelota rastrera al córner. Luego, Kagelmacher desvío el balón en un remate que iba en dirección al arco.

Después del gol, el local fue protagonista, llegando más al área carbonera.

Sobre el final del primer tiempo, Dawson volvió a salvar a Peñarol. El meta realizó una gran atajada sobre su palo izquierdo. La primera parte culminaba con la mínima diferencia.

Segundo tiempo

Aunque la lluvia paró, la cancha nunca se recuperó, y esto siguió afectando el juego.

El local siguió siendo protagonista en los primeros minutos. Sin mayores jugadas de peligro.

A los 58′ llegó el primer cambio. Ingresó Cristian Rodríguez en lugar del autor del gol, Álvarez Martínez. 2 minutos después, ingresó Walter Gargano por Álvarez Wallace.

A los 59, nuevamente Dawson se puso la capa de héroe, atajando un mano a mano al delantero rival.

De a poco el decano retomó su papel en la cancha, mientras que el local generaba varias infracciones que cortaban el juego. No todas fueron amonestadas, pero varias merecían la tarjeta amarilla.

A los 74′ Larriera realizó 3 variantes, pensando en defender el resultado. Ingresaron Rodrigo Abascal, Máximo Alonso y Sergio Núñez, en lugar de Vadócz, Trindade y Britos. Pasando a un nuevo sistema táctico, 5-2-3.

En los minutos finales, el aurinegro dejó jugar al rival, parecía que no tenía intenciones de liquidar el encuentro.

En una de las últimas jugadas, Peñarol atacó con 3 jugadores ante un defensor y el golero, terminando en un centro que Núñez no pudo concretar. Jugada que no podes desperdiciar, menos en esta clase de partidos.

Ya en la última jugada del encuentro, el Aranchan convierte el gol del empate. Un final cantado por el trámite del partido.

Nuevamente Peñarol jugó mal, superado por el rival, y deja escapar puntos importantes en ambas tablas.

El próximo fin de semana, el decano jugará en el Viera, ante Wanderers en otro partido que no se pueden dejar puntos.