Derrota 3 a 0 ante San Lorenzo

Foto: San Lorenzo

El conjunto carbonero fue superado por 3 a 0 por San Lorenzo de Almagro en el amistoso disputado en la ciudad de Buenos Aires. Los goles del cuervo fueron convertidos por Reniero (en dos ocasiones) y Gudiño; todos ellos en el último cuarto de hora del partido y luego de gruesos errores de la defensa mirasol.

De cara a los primeros 45 minutos, Leonardo Ramos alineó con Kevin Dawson en el arco; Hernán Petryk, Ramón Arias, Fabricio Formiliano y Lucas Hernández en la línea de fondo; Guzmán Pereira como volante de contención; Walter Gargano y Cristian Rodríguez por delante de Pereira; Gastón Rodríguez por derecha y Nicolás Albarracín por las bandas y como único punta Cristian Palacios.

Al carbonero le costó acomodarse en el campo. Los primeros minutos fueron del conjunto argentino llegando con claridad. San Lorenzo presionaba muy bien en salida y no dejaba jugar. A medida que fue transcurriendo la primera parte, los mirasoles se fueron sintiendo más cómodos y con Walter Gargano y Cristian Rodríguez en la conducción, llegaron las primeras jugadas de ataque; la mayoría de ellas hasta tres cuartos de campo, dado que San Lorenzo cortaba con falta.

Hernán Petryk y Lucas Hernández se vieron superados en la marca cuando el conjunto argentino atacaba con superioridad numérica por las bandas haciendo un “dos-uno”, algo que resultaba lógico dado que Gastón Rodríguez y Nicolás Albarracín no son volantes con gran ida y vuelta ni de sentir la marca.

La más clara la tuvo Cristian Palacios quien, tras un gran pase largo, no pudo definir cuando estaba mano a mano ante el arquero. El primer tiempo se iba con un remate de fuera del área de Walter Gargano que desviaba la defensa y lograba mandar al tiro de esquina el guardameta rival.

Para el segundo tiempo saltaron a la cancha Alex Silva (por Hernán Petryk), Maximiliano Rodríguez (por Nicolás Albarracín) y Diego Rossi (por Cristian Rodríguez). Manteniendo el esquema, el argentino se ubicó por la banda izquierda, Diego Rossi por la banda derecha mientras que Gastón Rodríguez pasó a ocupar la posición del “Cebolla” por el centro.

En la primera media hora de la segunda parte poco se pudo ver, se convirtió en un partido aburrido sin profundidad de parte del mirasol. Diego Rossi insistió por derecha con poco éxito. A los 66 minutos de juego ingresó Juan Martín Boselli por Cristian Palacios, dándole lugar a Diego Rossi como centrodelantero.

A los 77′ llegaba el primer gol de la tarde. Salida en falso de Fabricio Formiliano y Reniero define mano a mano ante Kevin Dawson que poco pudo hacer. Luego de gol ingresaron Fabián Píriz por Lucas Hernández y Marcel Novick por Guzmán Pereira.

A los 85′ Marcel Novick intenta despejar pero se la deja servida a Gudiño dentro del área que la clavó en el ángulo. Dos minutos más tarde, centro de pelota quieta al borde del área chica, la defensa pierde absolutamente todas las referencias y cabecea solo Reniero para convertir el tercero del partido y el segundo en su cuenta personal.

Resultado abultado para el trámite del partido pero hay muchísimo para corregir. Los tres goles fueron pura y exclusivamente culpa de la defensa y no se tuvo peso alguno en ofensiva.

El miércoles ante Estudiantes de la Plata en el Campeón de Siglo a las 20:30hs habrá revancha.