Crónica de viaje: Desde la Tierra de los Incas (I)

peru-lima (Copy)

Arranca la Copa Libertadores y la ilusión de la sexta vuelve a despertarse. Un nuevo destino internacional para padreydecano.com y como siempre presentes alentando al Decano. En esta ocasión, el destino marcó la visita a la ciudad de Lima, en Perú, donde nos enfrentaremos a Sporting Cristal.

cronica-de-viaje-lima (2)Día 1: La salida desde el Aeropuerto Internacional de Carrasco fue a las 4 am. A pesar de ser madrugada del martes y que el partido se juega un jueves, ya se puede ver un gran movimiento de carboneros viajando rumbo a Perú. En nuestro vuelo había alrededor de 30 hinchas. Estimamos que el jueves llegarán más de 300 hinchas desde Uruguay, ya que muchos fueron al recital de los Rolling Stones.

Luego de 5 horas de viaje llegamos a Lima. Tenemos 2 horas de diferencia, por eso llegamos a las 7:15 (hora local), en Uruguay serían las 9:15. Apenas bajamos del avión sufrimos el calor a pesar de llegar tan temprano. Lima se caracteriza por un clima cálido y mucha humedad. Del aeropuerto fuimos rumbo al hotel en taxi; el tránsito era un caos por ser el horario de entrada al trabajo. Un viaje que debería ser de 20 minutos se convirtió en más de una hora.

cronica-de-viaje-lima (3)Tras instalarnos, salimos a recorrer un poco la ciudad. Estamos ubicados en la zona turística llamada Miraflores. Es muy limpia, hay muchos policías y mucho tráfico de vehículos y gente. En el paseo pasamos por una plaza, llamada el Parque Central, que estaba llena de gatos. Fue muy pintoresco y nos hizo acordar que en nuestro país hay un lugar llamado igual, solo que en vez de gatos hay gallinas.

Al mediodía aprovechamos para ir a almorzar y se sumaron dos grandes manyas que viven en la ciudad. Uno de ellos es Daniel, uruguayo que se vino a vivir hace añares y el otro un peruano que se hizo fanático de Peñarol a los 6 años, lo apodan “El Chino”. Ambos nos llevaron a probar el famoso ceviche, que es el pescado cocido al limón o lima. El plato costó 30 soles, que serían aproximadamente 290 pesos.

La comida es una exquisitez. Sin dudas el ceviche va a ser nuestro plato de cabecera en nuestra estadía en Perú. También probamos el pisco peruano, donde lo hicimos no estaba muy bueno, veremos más adelante si probamos otro mejor. Para hacer la digestión nos tomamos unas cervezas viendo el partido del PSG contra el Chelsea y la tarde desembocó en una siesta porque las horas de viaje y la caminata nos pasó factura.

De noche salimos a cenar y nos juntamos con un amigo de la casa que supo trabajar en las formativas de Peñarol: Pablo Hohberg, hijo del histórico Juan Eduardo Hohberg. Ahora se radica en Perú y trabaja en las formativas del Club Centro Deportivo Municipal.

Fin del primer día, día movidito, mañana llega Peñarol a Lima y estaremos en el reconocimiento del campo de juego para poder llevarles a todos nuestros lectores la información, porque padreydecano siempre está presente ¡no importa en qué cancha juguemos!.