Capitán arriba y abajo

La casita de los juveniles de Peñarol vivió un momento diferente al recibir la visita de algunos jugadores del plantel principal. La idea fue Cristian Rodríguez quien pretende que los botijas de Formativas sean cobijados por los elementos de Primera División.

Cebolla Rodríguez tuvo la idea de invitar a los pibes de las divisiones menores de la entidad carbonera con un asado. El convite se llevó a cabo en la casita de las jóvenes promesas en Solymar muy cerca del CAR (Centro de Alto Rendimiento).

El capitán mirasol estuvo acompañado por Walter Gargano, Agustin Alvarez Wallace y Franco Martínez también integrantes del plantel que conduce Diego López. Además estuvo presente el dirigente Sebastián Sanguinetti presidente de Sub 14.

Además del asado, los futbolistas de Primera jugaron al truco con sus pares de Formativas. La idea del capitán aurinegro es que los jugadores del plantel principal y los juveniles compartan momentos asiduamente.