A paso perfecto

Peñarol derrotó a Miramar en cifras de 84-73 y es su cuarta victoria al hilo. En un partido muy cambiante el carbonero lo cerró con total autoridad y se quedó con el invicto del ‘mono’.

En el equipo de Diego Castrillón comenzó el juego con. Álvarez, Zanotta, Wenzel, Alston y Zuvich. Por la visita iniciaron Trelles, Wohlwend, Soto, Botta y Riauka.

El arranque fue todo carbonero, muy duro en defensa y muchos robos en el arranque. Cargó fuerte en la pintura con Zuvich y Alston y consiguió un parcial de 10-0 en sólo dos minutos de juego. Siguió mejor en los minutos siguientes, más concentrado y con mejores decisiones en ofensivas. Hubo gran cuarto de Alston, dominó en la pintura y fue determinante, además el carbonero consiguió triples de Álvarez, Zanotta y Wenzel. El equipo de Castrillón era superior y lo demostró en cada minuto. A la visita le costó mucho, solo dos puntos en 5 minutos de juego, mejoró en los últimos minutos pero aún seguía lejos. Peñarol sacó la máxima de 16 y ganó el cuarto 25-9.

El segundo comenzó de la misma manera, más variantes en ataque y estiró aún más la ventaja. La visita se plantó en una zona 2/3 y poco a poco obtuvo resultado, su rival se quedó sin gol y no encontró solución a la defensa zonal. Miramar se agrandó con el paso del juego, mejor rotación en ataque y encontró gol exterior. Hubo dos triples de Trelles, uno de Wohlwend y otro de Viotti. Además cargó en la pintura con el lituano Riauka y también generó para lo colectivo. Peñarol mostró su peor cara en lo que va del torneo, una multitud de perdidas consecutivas y sin línea de juego. La visita se quedó con el segundo cuarto por 35-13 un número muy alto, además cerró el cuarto con un parcial aplastante de 21-0 en los últimos minutos. Cambió el rumbo del juego y se fue al descanso ganando por 44-38.

En el tercero Peñarol volvió con un ritmo arrollador, intenso en defensa y con esto encontró robos y gol de contraataque en el arranque. Alston generó, llegó al gol desde el poste bajo y fue fundamental en la reacción. Diego Álvarez colocó un triple y el equipo de Castrillón sacó un parcial de 14-0 de arranque y recuperó la ventaja en el marcador. La visita se pareció al del primer cuarto, se quedo sin ideas en ataque y tuvo muchas perdidas. Sin embargo encontró un par de triples y promediando el cuarto igualó el juego. Pero el aurinegro tuvo un gran cierre de cuarto con bombas de Álvarez y Zanotta y por eso recuperó la ventaja en en el final. El tercero fue victoria por 62-55.

En el último cuarto el equipo de Castrillón aprendió de sus errores y no bajó la intensidad en el juego. Controló el trámite y extendió la ventaja a 14 unidades, una distancia que mantuvo y nunca sufrió en el cierre del juego. La figura determinante fue Alston desde el juego interno, generó desde el bajo y también asumió cuando le tocó. Zanotta fue otra vez el conductor del carbonero, intenso y aportando dinámica a cada una de las ofensivas. Álvarez estuvo letal en el tiro exterior y junto con Wenzel fueron los otros que mantuvieron el eje del equipo.

El goleador y figura del juego fue Alston con 26 unidades, 14 rebotes (6 ofensivos y 8 defensivos) y 4 robos.  Lo siguió Zanotta con 18 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias.

Etiquetas: