Federico Antúnez: “Se extraña ese lindo ambiente de Las Acacias”

Foto: Martín Rodríguez – GBG

El zaguero proveniente de las juveniles de Peñarol, actualmente cedido al Alavés, habló con padreydecano.com donde se explayó en temas como su momento en el fútbol español, sus entrenadores en el aurinegro y sobre sus metas a futuro, entre otras cosas.

Entrenadores: “Tuve muchos entrenadores como Adolfo Barán, Ramiro Martínez, (José) ‘Chueco’ Perdomo, Álvaro Regueira, (Robert) ‘Bola’ Lima y ‘Tito’ Gonçalves. Todos fueron importantes aportando su granito de arena y siempre siendo frontales. Se destaca la euforia con la que lo hacen, porque están en el club más grande del mundo”.

Fútbol Español: “Es una oportunidad única que no se da todos los días, aunque esté en una filial en la Tercera División. La forma de juego, el nivel y la competición es otra. Aquí el balón corre muy rápido por el nivel técnico de los jugadores y el buen estado de las canchas. No hay mucho contacto como en Uruguay, eso lo notas en los entrenamientos”.

Metas a futuro: “Mejorar en todos los aspectos técnicos y tácticos posibles, jugar la mayor cantidad de partidos, dejar una buena imagen y, si puedo quedarme, estaría muy feliz”.

Su rol en el plantel: “Desde que llegué entrené normal y al 100%. El equipo estaba en plena pretemporada donde hubo muchos amistosos, en los que en algunos jugué de titular y en otros no. Cuando comenzó La Liga yo sabía que no podía jugar por falta de la VISA, que días más tarde solucioné en Uruguay. Al regresar a España, en la semana siguiente entré de titular por la ‘Copa Federación’ y estuve todo el partido en cancha ante Gernika (Segunda B), empatamos a 2. En el siguiente encuentro también estuve los 90’ jugando por la Copa ante el Amorebieta, donde ganamos por 2-1 y, esa misma semana, por la Séptima Fecha de la liga cerré mi tercer partido consecutivo como titular ante la Real Sociedad C (club donde milita Agustín Dávila), partido que perdimos 3-2”.

Lo que extraña de Uruguay: “Se extraña ese lindo ambiente que había en Las Acacias los fines de semana cuando jugábamos. Más que nada los clásicos y los partidos preliminares. En Uruguay se vive diferente el fútbol y más cuando jugás en el club que amas. Obviamente, también extraño a mi familia y amigos, pero estoy siempre en contacto con ellos y ya me voy acostumbrando”.