Yeferson Quintana: “Si tengo que pelear un puesto lo peleo”


Yeferson Quintana terminó su préstamo en San Jose Earthquakes, por lo que el zaguero de 22 años podría sumarse a Peñarol para la temporada 2019. El miércoles estuvo en el Estadio Campeón del Siglo viendo a sus compañeros disputar el entrenamiento ante Fénix. También aprovechó para hablar con padreydecano sobre su pasaje por Estados Unidos, la zaga actual y su futuro.

Estados Unidos: “Cuando llegué me costó bastantes adaptarme. Cuando tenía charlas con el cuerpo técnico tenía un traductor. El traductor era mexicano, muy buena gente, era el equipier del equipo y como sabía inglés y español hacía de traductor, terminamos viviendo juntos. Me tocó estudiar y aprender un poco de inglés, a veces podía entender pero no hablar continuamente. Más o menos terminé aprendiendo inglés luego de estudiar casi medio año, después se me terminó complicando el estudio porque viajábamos mucho con el equipo, todos los fines de semana viajábamos, pero sé defenderme con el idioma”.

Diferencias en el juego: “Allá no te presionan mucho, te dejan jugar y te esperan en su cancha hasta que vos los ataques y después ellos te atacan a vos, es una forma diferente de jugar. Los primeros partidos me costó adaptarme a todo lo que me pedía el técnico, después le terminé agarrando la mano porque tenemos que adaptarnos a todo”.

Rivales: “Me tocó marcar a Ibrahimovic, a Carlos Vela y a Alexis Sánchez en un amistoso. Son jugadores que jugaron en los mejores clubes del mundo y la verdad es una experiencia única que tenés. Miré los videos de los partidos ante ellos para ver todos los detalles”.

Diego Rossi: “Con Diego en Estados Unidos estábamos a 7 horas en auto y a una hora en avión, estábamos constantemente hablando por teléfono. Cuando jugamos en Los Ángeles que es la ciudad donde él vive me pedí 2 días libres para pasar con él y disfrutar de lo que éramos; amigos. Ahora le tocó irse de vacaciones a Hawai, 2 semanas antes fui yo, pasé muy bien, es hermoso”.

Fútbol Estadounidense: “No tiene la misma pasión que la que le ponemos nosotros. Había 3 latinos en el equipo, uno era yo, había partidos que como decimos nosotros se ‘picaban’ y nosotros empezábamos a pegar patadas o ir con más fuerza, mientras que los ‘gringos’ no. En los entretiempos los ‘gringos’ llegaban al vestuario y enseguida usaban el celular, eso me sorprendió mucho”.

Hinchada en Estados Unidos: “Es totalmente diferente a lo que es acá, no te meten presión, íbamos perdiendo y parecía que les daba lo mismo, no es lo mismo que tener una hinchada como la de Peñarol. Nuestra hinchada no era tan grande, en el estadio entraban unas 20.000 personas”.

Estadios Estadounidenses: “Los estadios son de primer nivel, a veces nos tocaba jugar en estadios que también son de fútbol americano, entonces entraba mucha más gente. Lo que tiene este estadio (Campeón del Siglo) es que tiene una hinchada que alienta, allá van más a ver un espectáculo y a comerse una hamburguesa, es como ir a un evento”.

Seguir a Peñarol: “Cuando llegué a Estados Unidos me descargué una aplicación para ver los partidos, los fines de semana siempre estaba prendido. Nosotros jugábamos a las 7, allá son 4 horas menos, por lo que siempre tenía la oportunidad de ver a Peñarol”.

Extrañar: “Uno siendo hincha de Peñarol te dan ganas de jugar siempre, a veces iba en el avión preparándome para ver el partido y todos me miraban, más cuando gritaba los goles”.

Fabricio Formiliano y Carlos Rodríguez: “Yo siempre los estuve mirando y hablaba con el ‘Tito’, nos mandábamos algún mensaje. Estoy alegre de que hayan salido campeones, a Formiliano lo conozco más. Con Carlos hablé hoy, lo conocía de cuando jugaba en Plaza Colonia. Hicieron una buena pareja de centrales, si tienen que contar conmigo estoy para lo que sea”.

Pelear un puesto: “Como dije siempre, yo si tengo que trabajar en algo, trabajo en silencio y si me toca jugar lo voy a cumplir de la mejor manera, pero siempre trabajando”.

Libertadores: “Peñarol es un equipo que tiene que pelear esas copas, este año nos fue mal en la Copa Sudamericana pero yo creo que afectó que el técnico era nuevo y había jugadores que no se conocían, es difícil empezar una copa sin conocer el plantel”.

Suplente en Peñarol o titular en otro lado: “Yo si tengo que pelear peleo porque soy de afuera y la vida es difícil, entonces tampoco le quiero sacar el trabajo a alguien que ya lo tiene asegurado. Si tengo la oportunidad de salir y una propuesta es buena hay que irse, el fútbol es corto, si me tengo que quedar acá me quedo porque es el club de mis amores”.