Barrera: “Entendimos que era una obligación moral de la directiva dar la cara”

En el primer día de entrenamiento, los dirigentes de Peñarol se presentaron ante el plantel y tuvieron una larga charla acerca de la realidad económica del club y los pasos a seguir para saldar la deuda. Finalmente, el plantel no entrenó, pero la justificación es que fue a pedido del colectivo Más Unidos Que Nunca, ya que únicamente los equipos con fase previa de Libertadores pueden hacerlo.

El carbonero comenzará a entrenar propiamente dicho el 6 de enero. Una vez finalizada la reunión, el presidente Jorge Barrera dio una conferencia de prensa para aportar más información, aunque aclaró que no daría detalles de la reunión.

Primer día: “Vinimos todos los integrantes de la directiva a darle la bienvenida al plantel de cara a este nuevo desafío que significa pelear por el bicampeonato y el sueño de la Copa Libertadores de América. Nos parecía que era una buena forma de comenzar el año, cuerpo técnico, jugadores, dirigentes, y en esta larga charla que tuvimos, vernos todos unidos en el primer día de trabajo”

Sin entrenar: “Iban a empezar a entrenar pero hubo una llamada que recibieron de Más Unidos Que Nunca. Salvo los cuadros que van a jugar pre Libertadores, los demás tienen que empezar entrenamientos el 6 de enero (…) No tiene nada que ver la situación y realidad económica. Fue lo primero que todos nos lo hicieron saber. Valoramos como positivo que tuvimos conversaciones francas y directas. Se dejó en claro cuáles son los caminos para ir resolviendo los problemas. Dejaron bien claro que nada tenía que ver la situación económica”.

Reunión con los jugadores: “La charla fue para acordar objetivos, conversar de la situación económica, y los temas que nos van a tener que ver unidos todo el año. Fue una larga reunión de trabajo. Demostramos que es el camino a seguir, el de la unidad, y que el compromiso de todos es único. Tenemos roles y actividades distintas. Cada uno tiene sus obligaciones pero la única manera en que los equipos en el mundo han traído éxitos y alegrías a todos sus parciales es a través de la unión, conversación, la unidad (…) Se hizo una propuesta. Mi obligación como Presidente es guardar la confidencialidad. Creo que la tomaron muy bien, la presencia, poder conversar los problemas de forma directa. Estamos convencidos que el camino es la unidad. Cada uno cumple su rol y tarea. Entendíamos que era una obligación moral de la directiva venir acá, dar la cara, recibirlos. Esperemos que a partir de ahora las noticias sean de gloria deportiva”.