Hormiga Valdez: “Le pido disculpas al hincha por el semestre pasado”

Carlos Valdez habló esta mañana en 100% Deporte (Sport 890) sobre su salida de Peñarol, su futuro y todo lo vivido en el club. El ex capitán aurinegro confirmó que no se retira del fútbol y que está estudiando diferentes ofertas. Repasamos a continuación la imperdible entrevista con el “Hormiga”.

Salida de Peñarol: “En diciembre me llamaron varios dirigentes importantes, y me expresaron que no iba a seguir. Me lo tomé muy tranquilo y disfruté con la familia. Me venía bien porque fue un semestre muy duro y triste (…) No me hablaron nunca de lo que pensaba el nuevo entrenador”.

Deudas: “No hay ninguna. Algún mes atrasado pero es normal en todos los equipos. Eso se paga. Lo bueno que ha hecho Walter Pereyra en estos años es que los jugadores que se van yendo y tienen algún mes en contra, cobran cuando cobra el plantel actual”.

Continuidad en Peñarol: “Siempre tenía la ilusión de seguir. No me hubiese gustado irme de Peñarol como me fui. Fue muy duro. Tenía ganas y la esperanza de una revancha. Se dio así, se optó por la decisión de dejarme ir. Me lo tomé muy tranquilo”.

Futuro: “No pienso en abandonar el fútbol. No sé quién tiró la noticia. Estoy entrenando a full para lo que se venga. No sé lo que se podrá venir. Me han llamado varios equipos del medio local y también de Argentina y Chile”.

Carrera en el Decano: “Yo llegué a Peñarol a principios de febrero del 2011. Se van a cumplir 6 años. Pasé años espectaculares. Se lograron cosas importantes, la final de la Copa Libertadores, ganamos 2 uruguayos, y el proceso del estadio, fue algo lindo haberlo vivido y hacerlo de capitán, que desde mi punto de vista no me lo merecía por todos los monstruos que habían pasado antes. Fueron años muy especiales para mí”.

La vereda de enfrente: “Ni pensaría en volver a Nacional. Ya tengo el color amarillo y negro. Ahí me planto. Tengo muchos amigos y conocidos en Los Aromos que se extrañan mucho”.

Pésimo semestre: “Hubo de todo un poco. Personalmente arranqué con una costilla rota en la Sudamericana. Estuve prácticamente un mes parado, con mucho dolor. Después hubo muchos inconvenientes, como el caso de Santa Lucía, el partido suspendido con Rampla, el clásico que no se jugó. Son varias cositas que se suman y no dejan estar tranquilo al jugador. Nos jugaron en contra”.

Mal rendimiento de los nuevos: “En un principio me acuerdo que nos costaba convertir. Más allá de eso, yo hablaba con los muchachos y les decíamos que siguieran intentando y que tarde o temprano tenía que salir. Siempre se entregaban al máximo y dejaban todo en la cancha. La camiseta de Peñarol y el hincha es especial. Siempre te obligan a ganar. No es un club fácil. Si Dios quiere este año les va a ir bien a los muchachos”.

Capitanato: “Yo trataba de medir las palabras y decir las justas, que no ofendieran ni hicieran mal a nadie. Me reflejo mucho en Zalayeta porque teníamos más o menos la misma personalidad. Es un fenómeno Marcelo. Por ejemplo, Darío y el Tony eran mucho de hablar y transmitir. Cuando llegué al club me ayudaron un disparate. Estoy agradecido eternamente a ellos”.

Salida de los referentes: “Se sintió porque aportaban mucho. Se van a extrañar. No sé este año quién va a tomar la voz de mando. Me enteré que Nahitan puede ser el capitán. Es un chico que habla mucho y tiene mucho carácter”.

Salida del Jorge Da Silva: “El jugador siente mucho las salidas. El Polilla era muy expresivo. Se fue muy amargado del club”.

Salida de Pablo Bengoechea: “Me sorprendió la salida de Pablo porque fue en un campeonato de verano. Aparte había ganado el torneo pasado. Fue muy triste. Pegó mal en el grupo porque no se lo merecía, y más en un clásico de verano donde hay una semana de preparación y van derecho al estadio, es una locura. Son cosas que para mí hay que cambiar”.

Llegada de muchos zagueros: “No me cuestiono eso. Gonzalo De Los Santos y el Tío Sánchez saben bien lo que hacen. Son grandes personas y entendidos del futbol. Esperemos que les vaya bien”.

Copa Libertadores: “En el 2011 se vivieron cosas muy fuertes. Pasando de fase eran momentos inolvidables. Fue lo mejor que me había pasado. Tenía la esperanza de repetirlo porque es algo espectacular. La gente acompaña, empuja al equipo. Éramos 12 jugando porque la hinchada jugaba a favor y el rival lo sentía. Se te va cambiando la cabecita y vas agarrando sentimientos con los compañeros y el hincha. Darío también dijo que fue lo más lindo que le pasó en la vida”.

Relación con Juan Pedro Damiani: “Tengo buena relación, hemos hablado varias veces, es una persona muy frontal, dice las cosas como son. Últimamente no he hablado con él pero no tengo ningún rencor. Es el jefe y el que manda. Los jugadores somos los trabajadores y tenemos que cumplir y obedecer”.

Mensaje final al hincha: “Se los va a extrañar mucho. Son muchos años. Les agradezco de corazón el apoyo que me han dado. Les pido disculpas por el semestre pasado”.