Cebolla Rodríguez: “Te hacés enfermo de Peñarol”

El ‘Cebolla’ Cristian Rodríguez fue entrevistado en el programa radial La Mesa de los Galanes (DelSol FM 99.5). El capitán de Peñarol habló de su vida y su trayectoria en el fútbol.

En Padre y Decano repasamos las declaraciones que hicieron referencia al Decano del Fútbol Uruguayo.

Formativas: “Llegué a Peñarol en un Iberoamericano, yo jugaba en la Selección de Colonia y me vieron varios equipos. Primero viajaba a Montevideo y volvía. Al año siguiente me vine a quedar en la pensión, que era enfrente al Palacio Peñarol. Teníamos un baño, el sótano para colgar la ropa -que no se secaba nunca- y 7 u 8 personas por habitación. De los que llegaron a Primera División, estábamos (en la pensión) Carlos Bueno, Bizera y yo”.

Ascenso a Primera División: “Se me dio muy rápido, tuve mucha suerte. Julio Ribas me subió a los 15 años. Yo jugaba en la Sexta División y tenía el corte honguito (risas), (Ribas) fue a verme a un partido y me dijo ‘Cebolla, si te cortás el pelo te subo a Primera División’. Llegué a la pensión y me pasé la máquina. En esa época estaba Bengoechea, el Patito Aguilera, el Vasco Aguirregaray, el Caballo De Los Santos, el Bola Lima, el Nico Rotundo. Tenía vergüenza y miedo, antes se le tenía más respeto a los grandes. Me hicieron una pasarela y cuando esos nenes te metían una mano imaginate cómo quedabas. El derecho de piso se pagaba, ahora eso no existe más”.

Vestuario y distintas generaciones: “Las generaciones anteriores no eran ni mejores ni peores, eran diferentes. Hoy en día los jugadores se cuidan mucho en lo físico y en las comidas. Se entrena más. Antes no veías a nadie en el gimnasio, ahora de repente pasás y hay 15 haciendo fierros. Se perdió un poco el mate, la conversación mano a mano, ahora estás mucho rato en las redes sociales”.

Hincha: “Soy de Peñarol de chico, por la familia. Mis abuelos y mis padres son de Peñarol. Cuando venís a Peñarol no te hacés hincha, te hacés enfermo de Peñarol. Es impresionante cómo el club te inculca la historia. Ves a referentes, yo iba a Las Acacias y estaba el ‘Tito’ Goncalvez, que cuando hablaba nos quedábamos todos callados. No me olvido más que una vez vio una camiseta de Peñarol tirada en el vestuario y le saltó la térmica. Todo lo que viví en las Formativas me llevó a querer más el club y a conocer mucha gente”.

Forma de juego: “Técnica no me sobra, hay que correr y meter para compensar”.

Conflicto en 2005: “Fue de los peores momentos de mi vida. Salir a la calle y tener problemas con la gente del club que vos amás, que te llamen traidor o se enojen, fue un trago muy amargo. Yo era muy joven, pensándolo bien hoy, a esta edad, no hubiera hecho lo mismo. Con el tiempo se aclararon las cosas, volví al club y la gente me perdonó”.

Escuchá la nota completa en este link.