6 AÑOS CON USTEDES

Hablar del cumpleaños de Padre y Decano el día del aniversario de Peñarol, es como ese niño pidiendo atención en reunión de adultos, un difícil intento de avisar de nuestra existencia entre brindis, festejos y fuegos artificiales.

Esta lectura que hago sería correcta, si consideráramos a Padre y Decano como algo aparte o distinto de lo que es Peñarol, o como un apéndice juvenil y solitario.

Y nada más errado que eso.

Padre y Decano es una comunidad de hinchas trabajando para más hinchas. No es algo que exista por detrás, por debajo o en paralelo a Peñarol.

PyD ES Peñarol porque es la manifestación de su gente.

Y no es una frase hecha, es una constatación que vivo a diario desde que trabajo en PyD.

Cuando leo los chat de coordinación de nuestros fotógrafos, metiendo horas de traslados, invirtiendo en equipos, proponiendo trabajos, yendo a todas las canchas, a todos los eventos por una remuneración simbólica, ahí veo a Peñarol sosteniendo a su gente y la gente sosteniendo a Peñarol.

Cuando leo los mails de nuestros periodistas que intercambian opiniones y tareas, que le sacan horas a sus trabajos y familias, que se mueven con las presiones de contarles casi todo a ustedes pero respetando siempre a los jugadores y al Club, que atraviesan las noches de sábado y domingo trabajando, o las mañanas temprano yendo a la concentración, a los viajes, al interior, ahí veo a Peñarol sosteniendo a su gente y la gente sosteniendo a Peñarol.

Lo mismo con nuestros diseñadores, correctores, redactores, colaboradores, columnistas, la gente de las peñas, todos, dándole vida a este portal sin otra motivación que la que generan los colores amarillo y negro, (porque, créanme amigos, que no laburan por plata y ojalá pudiéramos hacerlo).

Y cuando los leo a ustedes, nuestros lectores, frustrados o exultantes, alegres o tristes, conciliadores o prendiendo fuego todo con opiniones, reclamos, apoyos, quejas, en fin, viviendo!, ahí también veo a Peñarol relacionándose con su gente y a la gente alimentando a Peñarol.

Porque no hay mayor expresión popular en Uruguay que Peñarol.

En estos seis años trabajamos para crear y sostener esta “asamblea virtual” que es nuestra página para que el alma de Peñarol tenga otro cuerpo más, otro lugar donde residir y comunicarse con sus fieles.

No sé si lo hacemos muy bien, no sé cuánto más podemos hacer.

Si les digo que lo hacemos con el amor por nuestros colores y con la intención de re-encontrarnos con ustedes para reconocernos todos como hermanos del signo más grande que ha marcado nuestras vidas.

Esa palabra que si uno la pronuncia con los ojos cerrados (prueben haciéndolo ahora), vibra como algo superior y eterno y es la vez nuestra esencia más íntima: PEÑAROL.

Feliz cumpleaños carboneros.