Sticky: Victoria clásica y ventaja en la definición

La Tercera ganó el clásico 2 a 0 en el Parque Palermo con goles de Martín Silva y Jim Morrison Varela, y de esta forma obtuvo la Tabla Anual. Como también había ganado el Torneo Clausura, llegará con ventaja a la definición ante Defensor, campeón del Apertura. El saldo negativo de la jornada fue que recibimos dos expulsiones, por lo que los jugadores no estarán a la orden para enfrentar a los violetas.

El Tito Gonçalves puso en cancha a Washington Aguerre, Guillermo Varela, Germán Ferreira, Joaquín Aguirre, Nicolás Raguso, Bruno Correa, Rodrigo Viega, Jim Morrison Varela, Facundo Guichón, Jonathan Siles y Jonathan Rodríguez.

A poco de comenzado el partido, el portero del tradicional rival le comete una falta alevosa a Rodríguez y es correctamente expulsado, por lo que de arranque quedamos en ventaja numérica. Guichón pateó el tiro libre y el portero recién ingresado mandó la pelota al corner tras gran salvada. Minutos después, una nueva para Peñarol con un remate apenas desviado de Jonathan Rodríguez. Peñarol avisaba, pero no culminaba, un cabezazo desviado de Siles volvía a sacudir el área del tradicional rival.

La mejor jugada llegó luego de una tremenda jugada colectiva entre Siles y Guichón. El juez anula el pase final que deriva en el gol de Jonathan Rodríguez por posición adelantada. Desde la posición donde estábamos ubicados no pudimos percibir claramente la incidencia, pero los jugadores prácticamente no protestaron por lo que le damos la derecha al línea.

El partido se iba desarrollando en la cancha pero en las tribunas se estaba jugando otro. Los típicos insultos y cánticos cruzaban de tribuna a tribuna y le ponían color al mediodía gris en la cancha de Central Español.

Sobre el final del primer tiempo sacamos una pelota prácticamente en la raya. Hubiera sido injusto el gol por el trámite que se había dado en la primera etapa. En la última jugada hay una gran acción individual de Viega que se la deja a Siles y remata contra el palo apenas desviado. Peñarol fue más en la primera mitad pero no supo aprovechar el jugador adicional; creó fútbol y llegadas con peligro pero falló en la definición.

El segundo tiempo empezó con la misma tónica: Peñarol era superior y era el que más buscaba el arco rival. En una jugada increíble, Guichón se pierde un gol con el arco de frente y con el golero prácticamente vencido. Minutos después, Rodrigo Viega es tontamente expulsado por tirarle una patada cortita a un jugador rival. Se había sancionado la falta a favor nuestra, e inexplicablemente el jugador reaccionó. Perdemos un valor fundamental para las finales. A partir de ese momento, el partido cambió, y al igualarse la cantidad de jugadores, el tradicional rival comenzó a tener la pelota y controlar. No llegaba con mucho peligro, pero dominaba las acciones y podía venirse a la cabeza nuestra la frase “goles errados goles en contra”.

El partido también se calentaba cada vez más, y Facundo Guichón recibe una amarilla por protestarle al juez. Se hablaba mucho, los jugadores jugaban con toda, metiendo; un verdadero clásico del fútbol uruguayo. Ante este cambio en el trámite del partido, el Tito mueve el banco de suplentes y manda a la cancha al número 5 Martín Silva quien minutos después marcó el primer gol del partido de tiro libre. Un remate al segundo palo se mete en el ángulo y desata la locura de los hinchas carboneros: un verdadero golazo.

Nuevamente Peñarol se hace dueño del partido. Minutos después del primer gol, se para el juego luego de que un jugador de Peñarol cayera al piso sentido.Cuando van a hacer el pique, la pelota debía ser del tradicional rival, entonces Guichón le dice al jugador rival que él va a tirar la pelota para el campo de ellos así vuelven a tener la pelota. El jugador no le hace caso y cuando Guichón va a lanzar la pelota al campo rival, el jugador de Nacional mete la pierna para trancar a Guichón y la pelota queda dividida. Ahí la pelota deriva a Jim Morrison Varela, quien la mandó a guardar y desató la segunda locura. Los rivales, calientes con la incidencia, se avalancharon sobre el árbitro.

El partido siguió aumentando la temperatura, y Jim Morrison Varela se va expulsado por una patada importante. Comenzaron los empujones y las discusiones pero no pasó a mayores. A nosotros no nos convenía entrar en su juego; tenemos que pensar en Defensor. Pasaron los minutos y el partido terminó 2 a 0, y la Tabla Anual en casa.

Al grito de “dale campeón” y “vamo vamo los pibes”, el plantel dio la vuelta olímpica en el Parque Palermo y se sacó la foto del campeón. Ellos saben que dimos un gran paso pero también son conscientes que aún no se cumplió el objetivo final. Tendremos enfrente un duro rival como es Defensor Sporting, que a nivel de formativas siempre es de los más fuertes. El Tito tendrá que mover las piezas y ver cómo armará el equipo, ya que tendremos dos bajas importantísimas. ¡Estamos a un paso, vamo los pibes!

Las fotos del partido las podés ver acá.